Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Récord de concentración de gases de efecto invernadero

La tendencia es "ascendente y acelerada", advierte la Organización Meteorológica Mundial

La Comisión Europea lanza su propuesta para ratificar la segunda fase del protocolo de Kioto

La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzó un nuevo máximo sin precedentes el año pasado, según ha advertido hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en una nueva edición del boletín que publica anualmente y que año tras año recoge un nuevo récord en los niveles de estos gases. Los líderes mundiales tendrán esta información muy presente la semana que viene, cuando se reúnan en Varsovia en la conferencia del clima preparatoria de la cumbre de 2015 en París. El boletín de la OMM avisa: "La tendencia es ascendente y acelerada". Y su secretario general, Michel Jarraud, ha añadido hoy: "El tiempo no corre a nuestro favor".

El informe de la OMM señala que el incremento de la concentración de CO2 entre 2011 y 2012 fue superior al de la media de los últimos diez años y apunta también a que desde el inicio de la era industrial (1750) la concentración atmosférica media mundial de CO2 ha aumentado un 41%; la de metano, un 160% y la de óxido nitroso en un 20%.

El último informe del Grupo Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés), creado por Naciones Unidas, desveló hace unas semanas que las concentraciones en la atmósfera de dióxido de carbono, metano y óxido nítrico han crecido hasta niveles sin precedentes al menos en los últimos 800.000 años.  En mayo pasado, el nivel de dióxido de carbono, el gas que más contribuye al calentamiento global, superó una barrera simbólica y alcanzó niveles nunca vistos en la Tierra en millones de años: registró una media diaria que supera las 400 partes por millón (ppm).

"Como resultado, nuestro clima está cambiando; el tiempo es más extremo; los mantos de hielo y los glaciares se están fundiendo", señala Jarraud en una nota de prensa. "Limitar el cambio climático requiere reducir la emisión de gases de efecto invernadero de forma sustancial y sostenida en el tiempo", añadió. "Tenemos que actuar ahora; si no lo hacemos estaremos poniendo en peligro el futuro de nuestros hijos, nietos y de generaciones futuras". 

La UE ratificará el protocolo de Kioto

Por otra parte, la Comisión Europea ha activado hoy el proceso de ratificación del protocolo de Kioto hasta 2020. La comisaria de Cambio Climático, Connie Hedegaard, ha propuesto las normas necesarias para que la Unión Europea pueda ratificar oficialmente el segundo período de compromisos (2013-2020) del protocolo. Las propuestas deben tramitarse ahora en el Parlamento Europeo y en el Consejo. En paralelo, los Estados miembros e Islandia tienen que ratificarlas internamente. El proceso "llevará un año o más", ha asegurado hoy Hedegaard en una rueda de prensa celebrada en Bruselas

La UE se comprometió el año pasado en la conferencia del clima de Doha a reducir durante los próximos siete años en un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero con respecto al que se considera 'año base', 1990. Sin embargo, tal y como ha recordado la comisaria, el 60% de las emisiones globales proceden de países en vías de desarrollo, y solo un 11% se genera en Europa. "No podemos gestionar el reto del cambio climático sin que cumplan todos los países", ha señalado.

Para la Comisión era importante lanzar estas propuestas antes de la reunión de Varsovia, puesto que con ellas sobre la mesa Europa está a su vez lanzando un mensaje al resto del mundo: "Nuestros socios pueden ver que cumplimos con lo acordado", ha asegurado Hedegaard. La cumbre de Doha acabó con un acuerdo muy descafeinado: prorrogar Kioto hasta 2020, pero pocos países decidieron suscribir la obligación. El reto está ahora en la cumbre de París de 2015. El pacto mundial debería incluir a Estados Unidos, Rusia, China e India. La reunión de Varsovia permitirá entrever cuál es su disposición. 

Más información