Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plataforma anima a bajar la potencia de la luz para rebelarse contra las subidas

Una veintena de colectivos invita a reducir el consumo en protesta por la reforma energética

Este miércoles habrá concentraciones en varias ciudades

Las continuas subidas de la factura de la luz y la falta de competencia entre las empresas del sector está animando a organizaciones ciudadanas a movilizarse. Si ayer se conocía el resultado del grupo de compra promovido por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para conseguir descuentos en el recibo, que logró una rebaja media del 8%, esta mañana se ha presentado una campaña impulsada por una veintena de colectivos que anima a reducir la potencia contratada para pagar menos y, de paso, protestar por la reforma energética del Gobierno. En la iniciativa participan asociaciones de distintos ámbitos, entre las que se encuentran organizaciones de consumo energético como la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, IDAE o ANAE, de consumidores como FACUA, ecologistas como Greenpeace, SEO/Birdlife y WWF, de consumidores de energética como ANAE o de ayuda a la cooperación, como Oxfam Intermón.

Con el lema Bájate la potencia, la campaña advierte de que las tarifas eléctricas resultantes de la reforma energética aumentan la parte fija de la factura, que no depende del consumo del usuario sino de la potencia contratada. "Lo que la reforma del Gobierno no ha tenido en cuenta es que en muchos domicilios la potencia contratada es mayor de lo necesario, por lo que son muchos los ciudadanos que podrían pagar menos adecuando esta potencia a sus necesidades reales de consumo", explican los promotores de la campaña. El consumo de un hogar promedio al año en España es de 3.487 kilovatios hora, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía. Teniendo en cuenta esta cifra, el ahorro de una familia (en la tarifa de último recurso, TUR) por bajarse un tramo la potencia sería de 52,14 euros al año, por dos tramos 104,29 y por tres 156,43.

Según los promotores de la campaña, la reforma energética únicamente complace y favorece a las grandes compañías eléctricas y con ella se pretende perpetuar un modelo basado en los combustibles fósiles y la peligrosa energía nuclear, y ponerle freno a las energías renovables y la generación y uso eficientes de la energía.

Por ello, consideran necesaria una reforma que elimine las barreras que obstaculizan el ahorro, la eficiencia y el empleo de energías renovables, las menos contaminantes y las más baratas ya que se obtienen a partir de fuentes limpias e inagotables y, al producirse en nuestro país, evitan los costes de importación.

Las promotoras consideran que se trata de una medida cuyo único fin es aumentar los ingresos de las compañías eléctricas y que va en contra del ahorro y la eficiencia energética, ya que los esfuerzos por ahorrar en consumo de electricidad no se ven reflejados proporcionalmente en la factura. Advierten también de que la reforma cierra el paso a la posibilidad de que los consumidores ahorren a través de la producción de su propia energía, algo que es cada vez más económico gracias a la reducción de costes de las energías renovables.

Una de las asociaciones que participan en esta iniciativa, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, junto a otras como la Asociación de Ciencias Ambientales y la Fundación Renovables, ha convocado además para este miércoles concentraciones frente a los Ayuntamientos de varias ciudades españolas para protestar por la reforma del Gobierno y denunciar el aumento de la pobreza energética en España, que afecta ya a un 10% de los hogares españoles. Los convocantes piden a los participantes que acudan arropados con mantas y portando velas.

Más información