Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón sopesa usar fondos reservados para atajar las fugas radiactivas

TEPCO ha anunciado que creará una fuerza especial para solucionar el problema

El ministro japonés de Economía y Turismo, Toshimitsu Motegi (centro) ayer en la central de Fukushima.
El ministro japonés de Economía y Turismo, Toshimitsu Motegi (centro) ayer en la central de Fukushima. EFE

El ministro de Economía, Comercio e Industria de Japón, Toshimitsu Motegi, ha revelado este lunes que el Gobierno podría usar los fondos reservados de este año para atajar el problema de las fugas de agua radiactiva desde la central nuclear de Fukushima-1 al subsuelo y al océano Pacífico. El anuncio del Gobierno llega después de que la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), encargada de la gestión de la central, haya comunicado que creará una fuerza especial para solucionar el problema de las fugas.

Tras una visita a la planta, el ministro de Industria del Ejecutivo de centro-derecha de Shinzo Abe ha asegurado que consultará con las autoridades fiscales la posibilidad de usar los fondos reservados presupuestados para este año para construir un muro helado alrededor de la central nuclear, según ha informado la televisión pública NHK. El Gobierno ya se planteó construir una red de tuberías congeladas para impermeabilizar la central el pasado mayo, aunque finalmente se descartó por el alto coste del proyecto. El ministro japonés, que ha dado plena libertad a TEPCO en la gestión de los problemas de la central, ha subrayado que el Ejecutivo asumirá desde ahora un papel más activo.

Mientras, el presidente de TEPCO, Naomi Hirose, ha anunciado la creación de una "fuerza especial" para encarar los problemas de la central. Este despliegue estará formado por 12 equipos integrados por expertos de distintos departamentos. Ocho de ellos operarán desde la sede de TEPCO, en Tokio, y cuatro desde Fukushima-1. El responsable de TEPCO ha asegurado que él mismo se encargará de supervisar el trabajo de esta fuerza especial porque las fugas de agua radiactiva "son un asunto urgente" para la compañía. Esta invitará además a expertos extranjeros para que asesoren a la fuerza especial. El vicepresidente de la compañía eléctrica y jefe de su división nuclear, Zengo Aizawa, se encargará de coordinarlos desde Fukushima-1.

Tras este llamamiento a expertos extranjeros, Rusia volvió a ofrecerse, al igual que hace dos años, a ayudar a limpiar la devastada estación, diciendo que la forma de refrigeración y desmantelamiento de la estación tiene que cambiar e incluir tecnologías desarrolladas fuera de Japón.

El subdirector general de la primera Rosenergoatom, la empresa nuclear estatal rusa, Vladimir Asmolov, aseguró que “está claro desde hace mucho tiempo que Tepco no se está enfrentando a la situación de forma correcta,”. según Reuters. "Japón tiene la tecnología para ello, pero no tiene de un sistema para hacer frente a este tipo de situación", agregó. "En nuestra industria nuclear globalizada, no tenemos accidentes nacionales, todos son internacionales", añadió Asmolov, , informa Lina Yoon.

Más información