Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un traslado rentable

El estudiante de Telecomunicaciones paga 900 euros al año en Murcia frente a 800 al cuatrimestre en Cataluña

Alejandro Maximiliano estudiaba en Casteldefels y el próximo curso estudiará en Cartagena.
Alejandro Maximiliano estudiaba en Casteldefels y el próximo curso estudiará en Cartagena.

Alejandro Maximiliano Cano tiene 21 años y es natural de Murcia. Está acabando segundo de Telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Cartagena. Es su primer año en esta universidad después de haber cursado primero de carrera en la Universidad Politécnica de Catalunya, en el campus de Castelldefels, y el cambio le ha supuesto un ahorro considerable: “He pasado de pagar 800 euros por matrícula cuatrimestral en Barcelona a pagar 900 euros anuales en Cartagena”, cuenta este estudiante que se fue a la politécnica catalana por el prestigio del centro y también para estar más cerca de su novia. “Cataluña es mucho más cara: para que te hagas una idea: mi novia estudia Magisterio y paga anualmente alrededor de 1.600 euros, todo de primera matrícula”. En Murcia, esa carrera vale 863 euros.

Otra cosa son las segundas matrículas. Cuando se trata de las repeticiones de asignaturas, los precios sí han subido en todas las comunidades, incluso en aquellas que han contenido el aumento en el acceso a la universidad. Algunos expertos reclamaban desde hace años que los repetidores pagaran mucho más para fomentar la mejora de los resultados académicos. De hecho, el anterior Gobierno socialista trabajaba en la idea de ese encarecimiento, eso sí, a la vez que se aumentaba significativamente las becas. Finalmente, lo que ha ocurrido ahora es que, sin aumento alguno de becas, se han encarecido las primeras matrículas y mucho más las repeticiones. Y también las diferencias entre comunidades.

Por ejemplo, con lo que cuesta una asignatura en cuarta matrícula de una carrera sanitaria en Madrid, Cataluña, La Rioja, Baleares, Navarra o Castilla y León (entre 809 y 910 euros), se puede pagar el primer curso completo de Medicina en Andalucía (757). Y cuesta lo mismo repetir dos asignaturas de Historia o de Filosofía en Madrid (siempre materias de seis créditos) que un curso completo de en Galicia.

La decisión de Maximilano de cambiar de universidad coincidió justo con la subida de tasas universitarias para las repeticiones. En su carrera, cada asignatura en segunda matrícula cuesta 197 euros en Cartagena y 263 en la Politécnica de Cataluña. El sistema de evaluación continua de Barcelona le obligaba a no fallar y la opción de tener recuperaciones le hizo pensar que podría gestionarse mejor las asignaturas con el clásico “ahora me centro en esta asignatura y me dejo aquella otra para septiembre”. Pero al pasar de una universidad a otra se ha encontrado con que la misma carrera varía en contenidos en los 600 kilómetros que separan el campus de Castelldefels del de Cartagena. “El lenguaje de programación en Cartagena es JAVA; en Barcelona, era otro. Con lo cual me encuentro asignaturas de segundo en las que me hablan de un programa que no conozco. La verdad que a veces me pierdo por conceptos que no he estudiado”.

Ahora, Maximiliano no tiene muy claro si el cambio ha sido a mejor, pero sí que su futuro no pasa ni por Cartagena ni por Barcelona. El extranjero es el horizonte más inmediato para este estudiante que espera pasar a tercero de carrera dependiendo de los exámenes de septiembre: “No contemplo otro camino. La oportunidad del extranjero es de lo poco claro que tengo”.