Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García-Page acusa a TV Castilla-La Mancha de colarse en su despacho

Las cámaras de la cadena regional grabaron imágenes sin su permiso

El grupo parlamentario Socialista en el Senado ha presentado una queja ante la Mesa de la Cámara alta en la que se reclama una investigación para saber cómo pudieron colarse las cámaras de la televisión de Castilla-La Mancha en el despacho del senador socialista y alcalde de Toledo, Emiliano García-Page. Fuentes de la cadena han eludido hacer comentarios sobre este incidente y se han remitido a la comparecencia que mañana tiene prevista el director general de la cadena, Ignacio Villa. El propio García-Page lo denunció en su perfil enTwitter.

Según los socialistas, un equipo del canal autonómico se acreditó para entrevistar a la senadora del PP Carmen Riolobos, que había denunciado ausencias de García-Page en las sesiones de Pleno.  "Al parecer, como prueba demostrativa de esas pretendidas ausencias, el equipo accedió a la zona de las dependencias del Grupo Parlamentario Socialista y realizaron grabaciones del letrero y despacho vació del senador", dice el escrito, que enfatiza que los reporteros de la televisión regional no solicitaron la autorización ni de los responsables, del grupo ni del personal administrativo ni del propio senador. "Se haberlos citado, hubiera estado allí para recibirlos".

Los socialistas afirman que para sostener la teoría de la senadora popular sobre las ausencias de García-Page, los reporteros tuvieron que grabar varias veces en los pasillos del Senado las declaraciones de Riolobos, ya que en una ocasión el senador pasaba justamente por detrás de ella en el plano televisivo.

En el escrito a la Mesa del Congreso quieren saber quién condujo a los periodistas de la televisión regional hasta el despacho del senador,  si  fue una iniciativa de los reporteros o de una tercera persona y cuál era el objeto de la grabación. Reclaman también que se depuren responsabilidades y se  tomen medidas para que los hechos no vuelvan a repetirse. Emiliano García-Page ha tachado lo ocurrido de "cuando menos indecente". Los  socialistas sospechan que el único objetivo de la grabación era "crear la ficción de unas supuestas ausencias de García-Page" en el Senado.

El PSOE recuerda que el senador  solo faltó a un punto del orden del día, en el que se debían votar 300 enmiendas, porque debía acudir al acto oficial como alcalde de Toledo. Y ha  acusado al canal regional de "saltarse todos los códigos éticos y deontológicos del periodismo".