Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación busca fondos en Europa

La LOMCE costará 408 millones y el ministerio pretende que el organismo comunitario que lucha contra el paro juvenil desembolse la mitad

Manifestación por la educación en Madrid el 9 de mayo, día de huelga.
Manifestación por la educación en Madrid el 9 de mayo, día de huelga.

El Partido Popular considera “urgente” e “inaplazable” la reforma educativa, pues las cifras demuestran que el sistema “no funciona”. El 18% de los jóvenes de 18 a 24 años no cursaban ningún tipo de ciclo educativo en 2012, mientras la media europea es del 12,8%. La tasa de abandono temprano se sitúa en el 24,9%. La ley no entrará en vigor hasta el curso 2014-2015 y el partido socialista ya ha anunciado que “no quedará ni el espíritu” de la LOMCE si vuelve al Gobierno, porque la norma es “clasista, segregadora e involucionista”.

MEMORIA ECONÓMICA La implantación de la ley costará unos 408 millones de euros: 22 millones el primer año, 130 el segundo y 255 el tercero. Este dinero se destinará sobre todo a costear la nueva FP Básica y los nuevos itinerarios en 3º y 4º de ESO. El ministerio aspira a obtener en torno a 200 millones del Fondo Social Europeo, encargado, entre otras cosas, de luchar contra el paro juvenil (56% en España). El Consejo de Estado tildó en su dictamen de “insuficiente” este presupuesto. Si se consiguen, los fondos comunitarios supondrán un ahorro para el Gobierno central. No tendrá incidencia en los costes indirectos, que sufragan las comunidades y que dependerán del número de alumnos que sigan estudiando.

REVÁLIDAS Al finalizar cada etapa educativa los alumnos se someterán a exámenes externos, que serán reválidas en la ESO y bachillerato. Se quiere así, además de señalizar y establecer claramente los logros educativos de los estudiantes, “fomentar la competitividad y la cultura del esfuerzo”. En primaria será orientativa y las otras de obligatoria aprobación para conseguir el título y seguir estudiando. La reválida del bachillerato sustituye a la Selectividad. Cada universidad podrá, en todo caso, celebrar una prueba de acceso. Algunos expertos temen que estos exámenes condicionen el contenido de las clases. Si un estudiante suspende la reválida de bachillerato puede acceder a FP de grado superior.

ITINERARIOS Elegir desde joven A los 14 años (3º de ESO) los chicos elegirán ya una o dos asignaturas optativas que marcarán su camino hacia la FP o el bachillerato y entre dos niveles de Matemáticas. En 4º, se separan ambas ramas aunque compartirán algunas asignaturas. En 2º de ESO, quienes hayan repetido dos veces podrán acceder a la FP básica, remplazo de los actuales programas de Cualificación Profesional Inicial. En ella aprenderán los rudimentos de un oficio y conseguirán un certificado de profesionalidad del Ministerio de Trabajo. La Conferencia de Decanos de Educación teme que los itinerarios puedan “generar lagunas o segregación temprana del alumnado”. Finalmente, estos estudios no serán una vía muerta —como reprochaba la oposición— y los aprobados podrán cursar FP de grado medio y presentarse a la reválida de la ESO para obtener el título obligatorio. Una posibilidad que muchos expertos tildan de “ilusoria”. Los estudiantes con dificultades podrán acogerse a los Programas de Mejora del Aprendizaje y Rendimiento en 2º y 3º de ESO. En la actualidad, este apoyo se brinda en 3º y 4º.

AUTONOMÍA DE LOS CENTROS Un Consejo consultivo Los centros podrán especializarse en áreas, por ejemplo, en ciencia, deportes, o decantarse hacia la vía de la FP o del bachillerato. Tendrán también la opción de implantar planes de mejora de la calidad con fondos extra. Unos y otros podrán hacer que la nota de los alumnos cuente hasta un 20% en el proceso de admisión en bachillerato.

El papel del profesorado, los padres y los alumnos en el funcionamiento de los centros pasa a ser residual. “Evaluarán e informarán” de lo que suceda, pero su voto no contará para tomar decisiones sobre presupuestos, proyectos educativos o procesos de admisión. Su fuerza al elegir el director se reduce del 60% a menos del 50%. Los padres de la enseñanza pública y concertada han denunciado este debilitamiento. ASIGNATURAS La ley fija contenidos La ley potencia las materias troncales (Matemáticas, Lengua o Historia) y fija el total de su contenido. De las optativas dicta sus objetivos y criterios de evaluación y deja el temario en manos autonómicas, que es casi como fijar el contenido. El Gobierno cree que así se vertebrará un sistema que termine con las “insostenibles” diferencias entre comunidades. El Consejo de Estado ha echado en falta el reparto competencial.

CONCERTADA Si hay “demanda social” La LOMCE dice que las Administraciones deberán tener en cuenta también la “demanda social” (si los padres piden centros concertados) a la hora de organizar la oferta de plazas. Elimina, además, que el Estado deba garantizar una plaza pública durante la etapa obligatoria; ahora ya no especifica que tenga que ser pública.