Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por un vídeo que coloca a modelos de Vuitton como prostitutas

La campaña de la última colección de la firma ha suscitado polémica en Francia al mostrar, como si fueran prostitutas en las calles de París, a varias de las modelos

 

La última colección de Louis Vuitton ha desatado la furia social, no precisamente por lo bonito de sus diseños, sino por mostrar en un vídeo promocional a varias modelos de la firma como prostitutas, en las calles de París. El vídeo ha sido filmado por el director James Lima para la revista británica Love Magazine y ha sido criticado por la asociación francesa de defensa de los derechos de las mujeres Osez le Féminisme por ofrecer "una visión glamurosa de la prostitución".

La casa de moda no ha querido hacer comentarios por el momento, pero ha hecho saber que Louis Vuitton no encargó su grabación, según informa el diaro Le Parisien. El vídeo, que dura tres minutos y medio, utiliza imágenes del desfile de la colección de otoño/invierno diseñada por Marc Jacobs para esa marca y cuenta la historia que precede el desfile de la marca francesa que se presentó en la última Semana de la Moda.

Las modelos Cara Delevingne, Georgia May Jagger o Saskia de Brauw se presentan con pelucas morenas caminando desnudas o con camisones transparentes por las calles nocturnas de París, apoyadas en las esquinas o llamando la atención de vehículos, en lo que parece una alusión a la prostitución. Con miradas tristes y sensuales la cámara filma a estas mujeres en la acera. En un porche, la británica Cara Delevingne espera a un cliente. Después deja caer su abrigo sobre su cuerpo desnudo y posteriormente se encuentra con las otras chicas. Katie Grand, directora artística de la revista ha reclutado a estas modelos. Las escenas en la noche se superponen a imágenes del desfile de Louis Vuitton de la semana pasada. Marc Jacobs, el director artístico de la marca también aparece en el vídeo en pijama rojo.

"Es un vídeo perturbador porque asocia dos universos totalmente diferentes, el refinado de la costura y uno mucho más violento, de la violencia sexual", indicó Osez le Féminisme en declaraciones que recoge Le Parisien, que se pregunta si la casa de moda no habrá querido resucitar el espíritu del "porno chic" de principios de los años 2000.

El grupo feminista ucraniano Femen no se ha mostrado sorprendido por las imágenes. "Una vez más, se utiliza el desnudo de las mujeres para hacer ruido o para vender ropa", ha declarado.