Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extraditada a Alemania una mujer canaria por secuestrar a su hijo

Minerva Marrero, detenida la semana pasada, huyó de su marido por supuestos malos tratos

Las Palmas de Gran Canaria
Juan Marrero posa junto a los concentrados ayer por su hermana.
Juan Marrero posa junto a los concentrados ayer por su hermana. EFE

Una ciudadana de Las Palmas de Gran Canaria, Minerva Marrero, de 26 años, ha sido extraditada hoy a Alemania, donde está acusada de secuestro por haberse traído a su hijo de cuatro años a España. La mujer, que salió de aquel país en julio tras abandonar a su marido en Múnich por supuestos malos tratos, permanecía en prisión preventiva desde hace una semana en la cárcel Las Palmas. El padre del menor, español con doble nacionalidad, la denunció por secuestro ante un juzgado de Múnich, razón por la cual la Audiencia Nacional ha emitido una orden de detención y traslado a ese país.

Según la versión de su familia, Minerva llegó a Canarias el 18 de julio pasado después de que el consulado español en Múnich le tramitase un salvoconducto para viajar con su hijo, ya que su marido tenía retenido su pasaporte. La mujer asegura que sufría malos tratos por parte de su esposo, pero no llegó a presentar denuncia alguna ante la policía, mal asesorada –alegan sus parientes– por un abogado que le aseguró que no hacía falta y que podía salir de Alemania sin problemas.

Según Teresa Marrero, hermana de la detenida, cuando Minerva regresó a España presentó una demanda por malos tratos pero el Juzgado de Violencia contra la Mujer Número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, pero esta instancia "se declaró incompetente para conocer el caso por haberse cometido el presunto delito en Alemania". De todos modos, la mujer acudió a una asociación de mujeres maltratadas entre los meses de agosto y septiembre, que "certificó que tenía el perfil de una mujer que había sufrido maltratos".

Medio centenar de personas arroparon ayer a los familiares de Minerva en una concentración ante la sede de la Delegación del Gobierno de Las Palmas para intentar frenar la extradición prevista para hoy. Su hermano, Juan, recordaba a la prensa que ella ha colaborado en todo momento con la justicia, razón por la que no se entiende que permanezca en prisión y que no pueda acudir libremente al juicio que se celebrará previsiblemente el sábado. Para él, la justicia española la ha tratado con "una dureza excesiva al encarcelarla".

Los casos de padres que se llevan a sus hijos a otro país sin autorización del otro progenitor son frecuentes. Uno de los más sonados en España fue el de la valenciana María José Carrascosa, que en 2009 fue condenada a 14 años de cárcel en EE UU por secuestro.