Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La verdad póstuma del ‘disc-jockey’

Jimmy Savile, el célebre presentador de la BBC, presumía de sobornar a policías

Scotland Yard investiga 300 casos de abusos a menores

Jimmy Savile, junto a dos concursantes de un programa de televisión, en Londres, en 1968.
Jimmy Savile, junto a dos concursantes de un programa de televisión, en Londres, en 1968. GETTY

Hace ya tres semanas que estalló, pero el escándalo de los abusos sexuales a menores de Jimmy Savile no hace más que crecer. La policía ha sido contactada por 300 mujeres que afirman que Savile abusó de ellas cuando aún no había alcanzado la mayoría de edad, en los años setenta y ochenta. En aquellos tiempos, Savile, que murió el año pasado a los 84 años conservando su vitola de héroe nacional, era uno de los sostenes de la BBC.

En los primeros días desde que estalló el escándalo, la BBC ha estado en el ojo del huracán. Tanto por las sospechas de que en su momento pudo encubrir las actividades sexuales de Savile con menores, quizás incluso en instalaciones de la corporación, como por la torpe decisión de renunciar a finales del año pasado a la emisión de una investigación periodística que por primera vez indagaba en serio sobre las sospechas de pederastia del famoso presentador y disc-jockey.

Poco a poco, sin embargo, el centro de atención se va situando de nuevo en el propio Savile, en sus actividades y, sobre todo, en cómo fue capaz de engañar al país durante tantos años y cómo fue capaz de eludir a la justicia habiendo cometido, como parece, cientos de abusos a menores de edad. Ahora es la propia Scotland Yard y la gente que rodeaba a Savile en aquellos años la que está bajo sospecha.

Porque ahora se sabe que la policía llegó a abrir hasta siete investigaciones sobre sus actividades sexuales, pero nunca llegó a procesarle. “El verdadero escándalo es por qué en 2009, cuando aún estaba vivo, la fiscalía de la corona tenía un montón de evidencias y, sin embargo, no llevó adelante el procesamiento”, ha denunciado el ministro de Empresas y carismático político liberal-demócrata, Vince Cable.

Jimmy Savile estuvo bastantes veces en el radar policial, pero siempre salió indemne. Los medios aseguran que el primer susto se lo llevó en 1958, cuando regentaba un club nocturno en Leeds y la policía le investigó “por interferir con chicas jóvenes”. Según sus amigos, luego presumió de haber pagado a los agentes para que olvidaran el asunto.

En todo caso, la propia policía ha confirmado ahora la existencia de otras siete investigaciones. La primera fue en los años ochenta, cuando una niña aseguró que Savile había abusado de ella en la caravana del artista estacionada frente a los estudios de la BBC. Los investigadores olvidaron el asunto por falta de pruebas.

El responsable de la BBC, George Entwistle, en el Parlamento. ampliar foto
El responsable de la BBC, George Entwistle, en el Parlamento. GETTY

En el año 2003, una mujer informó a la policía de que Savile la había sometido a tocamientos indecentes en los años setenta. En 2007 hubo varias denuncias contra él, investigadas por la policía de Surrey: una denuncia de que Savile asaltó a menores en la escuela Staines en los años setenta; varias de mujeres que dijeron que abusó de ellas en 1973 en el hospital Stoke Mandeville cuando eran niñas; otra por abusos a una muchacha en los setenta en la escuela Staines; otra mujer relata abusos de Savile cuando ella era una pequeña. Finalmente, en 2008, un hombre asegura que Savile abusó de él en un hospicio de la isla de Jersey cuando era un niño.

Jimmy Savile nunca fue procesado por esos casos. Pero los rumores sobre sus gustos sexuales, que ya habían empezado a circular, no dejaron de crecer. Ya antes de esas denuncias se había visto obligado a salir al paso. “Nunca me encontrarán nada porque no hay nada”, dijo cuando en 2006 le preguntaron sobre los rumores que en aquellos tiempos ya salían en los tabloides. “No hay nada. Soy muy aburrido. No tomo drogas. No hago sexo con menores de edad o todas esas cosas que hoy se leen en los periódicos. Pero siguen hablando de mí. Porque saben que les voy a dar un ángulo que hasta ahora no tenían”, explicó esa vez.

Ahora las cosas ya no son como hace cinco o seis años. Savile está muerto, pero la mayoría de sus víctimas están vivas. Y han perdido el miedo. Scotland Yard ha confirmado que puede haber al menos 300 casos de abusos a menores y que ya ha contactado con 130 de esas mujeres, que han presentado 114 acusaciones criminales.

“Estamos desarrollando una estrategia de detenciones”, han proclamado los investigadores. Todo indica que las primeras están muy cerca, quizás unos pocos días, y que se trata de gente que pudo ayudar a Jimmy Savile a cometer sus abusos o a encubrirlos. O incluso gente famosa que pudo participar de ellos.

Muchos personajes que eran jóvenes y famosos en los años sesenta y setenta “están ahora muertos de miedo” porque temen que su pasado hedonista se vuelva contra ellos, ha declarado el publicista Max Clifford, según la cadena ITN. Eran hombres jóvenes que pasaron “de la fábrica a la fama” en un instante. “En aquellos tiempos pasaba de todo, y me refiero a chicas jóvenes que se echaban ellas mismas en los vestuarios de las salas de concierto. Nunca le pidieron a nadie un certificado de nacimiento y ellos eran chicos jóvenes que de repente veían cumplido un sueño”, sostiene Clifford.

No parece que sean situaciones así las que persigue ahora la policía. Sino casos como el denunciado por un periodista de ITV, Alan Hardwick, de 63 años, que en los años ochenta vio a Jimmy Savile con media docena de niñas de unos 12 años y sospechó que algo muy raro pasaba. “Cuando se lo mencioné a otra gente del sector y de la BBC se rieron de mí y me dijeron: ‘¿No sabes que a Savile le gustan jóvenes?’. Me sentí como un tonto”, ha explicado. Ahora parece que todos lo sabían, pero casi nadie hizo nada para pararle.

Más información