Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fútbol alivia el dolor de los pacientes oncológicos

Un estudio demuestra que ver un partido mejora el estado físico y emocional en los enfermos de cáncer

Un grupo de pacientes sigue un partido en el Hospital Centro de Cuidados Laguna.
Un grupo de pacientes sigue un partido en el Hospital Centro de Cuidados Laguna.

El clásico Real Madrid-Barcelona altera a muchos aficionados. Para los enfermos de cáncer en fase avanzada puede ser un alivio. Un estudio realizado por investigadores españoles evidencia que la percepción de la intensidad del dolor en pacientes oncológicos disminuye un 8%. También se reduce su malestar físico y psicológico en general en un 5%. “Durante ese rato de distracción no piensan en la enfermedad”, explica Esther Martín, psicóloga del Hospital Centro de Cuidados Laguna (Madrid), y una de las investigadoras que ha participado en el estudio.

Desde hacía tiempo Jordi Royo, psicólogo del equipo de atención psicosocial de la Obra Social La Caixa en la Fundació Hospital Sant Jaume i Santa Magdalena (Mataró), observaba que los pacientes del centro que veían fútbol demandaban menos atención psicológica, e incluso en los días de partido pedían menos fármacos contra el dolor. Y decidió comprobar científicamente lo que hasta entonces había sido una percepción: que el deporte rey reducía el dolor y mejoraba el estado de ánimo de los enfermos. Tres años después ha presentado los resultados, que confirman su hipótesis, en el World Research Congress de Cuidados Paliativos en Noruega.

El estudio se hizo con 25 enfermos de cáncer en estado grave de los dos centros en los que trabajan los equipos investigadores -Laguna (Madrid) y Fundació Hospital Sant Juame i Santa Magdalena (Mataró)- del Programa de Atención Integral a las Personas con Enfermedades Avazadas de la Obra Social la Caixa. Los separaron en dos grupos: uno de 20, que vio los encuentros que enfrentaron al Real Madrid y el FC Barcelona en abril de 2011 en la competición de la Liga y la final de la Copa del Rey; y otro de cinco que no los vieron. Tras los partidos los pacientes que los siguieron decían sentirse mejor psicológicamente (más entusiasmados y menos irritables) y físicamente (manifestaban haber sentido menos dolor). Mientras que los que habían permanecido ajenos a la competición no mostraron esos mismos efectos.

“En el momento de ver el fútbol se te pasan todos los males”, dijo uno de los pacientes que protagonizaron el estudio. La explicación, según Martín, es que “los enfermos de cáncer en estado avanzado pierden la conexión con la vida y una actividad distractora les reconecta. Están más activos, atentos y motivados”. Para la psicóloga, las conclusiones del estudio son “muy importantes” porque una disminución del 8% de la percepción del dolor “puede ser insignificante para cualquiera, pero es mucho para los pacientes”.

Cualquier pasatiempo tendría los efectos positivos sobre el estado de ánimo y físico de los pacientes graves, según Martín. Pero los investigadores escogieron el fútbol para su estudio porque es una de las distracciones favoritas en España. Así lo comprobaron con los datos del Barómetro del CIS de 2007, que revelaba que un 70% de la población siente simpatía por algún equipo y sigue sus partidos. También lo ven cuando se celebran grandes eventos deportivos como la Eurocopa. “En estos días, cuando hay partido muchos se reúnen para verlo y disfrutar del momento”, cuenta Martín sobre sus pacientes del centro Laguna de Madrid.