Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad retira del mercado la nuez india por venderse sin control

El producto contiene unos tóxicos que provocan diarrea y otras molestias

Se comercializaba como laxante natural

La Agencia Española del Medicamento ha ordenado la retirada de la venta del producto Magicnuez, unas bolsitas de nueces indias que se vendían por Internet como un tratamiento natural. En distintas páginas web se publicitaba como “un laxante purgativo de gran efecto”, “excelente diurético”, “baja el colesterol”, “cura las hemorroides”, “cura el estreñimiento” y “cura la artritis”.

La Agencia indica que lo que en verdad sucede es que esta nuez, la Aleurites moluccana, pertenece a una familia que contiene “diterpenos tóxicos (ésteres de forbol), especialmente activos por vía oral, con efectos agudos (efectos laxantes). No pueden descartarse efectos tóxicos en uso crónico. Estos componentes explicarían los efectos laxantes que se indican en las páginas web, así como los efectos tóxicos descritos como efectos secundarios”. Entre estos figuran “evacuaciones frecuentes”; “molestias estomacales, gases y flatulencias”; “dolores musculares, posibles dolores de cabeza y leve decaimiento debido a la eliminación de líquidos y de la grasa acumulada”, “durezas en el cuerpo, o en los senos”.

El organismo dependiente del Ministerio de Sanidad recalca que, como en otras muchas ocasiones, para tranquilizar a los posibles compradores se vendía el producto como “natural” y “sin químicos”.

La Agencia indica que, por sus características, el producto debe ser comercializado con las mismas garantías que un medicamento, y ha ordenado que se suspenda su venta.

El caso es uno más dentro de la veintena de alertas que ha emitido solo este mes, pero ejemplifica muy bien uno de sus aspectos: los productos que, por venderse como naturales, lo hacen sin control. En España hay una lista de plantas medicinales, pero esta debe actualizarse porque no hay unanimidad en la UE sobre su composición.

Otras alertas son sobre lotes concretos de algunos medicamentos o de dispositivos sanitarios (la última, ruedas de andadores, por ejemplo). Normalmente se trata de defectos sin impacto grave en la salud, ya que se trata de productos muy controlados, aunque de vez en cuando aparecen reacciones graves.

La lista de alertas puede consultarse pinchando aquí, y la de productos autorizados en esta otra dirección web.