Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La matanza de elefantes en Camerún acaba con 450 ejemplares

La ONU denuncia los animales abatidos por la milicia en un parque nacional

Elefantes abatidos y quemados al norte de Camerún.
Elefantes abatidos y quemados al norte de Camerún.

La matanza de elefantes en Camerún no se detiene. Pese a la presión de la UE y Estados Unidos, el país no ha reaccionado y la milicia sigue abatiendo animales en el parque nacional de Bouba N'djida para traficar con sus colmillos. Ahora se ha unido la autoridad Cites, dependiente del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que cifra en 450 los ejemplares abatidos.

El secretario general del Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES, en sus siglas en inglés), John E. Scanlon, ha expresado su "preocupación" por la matanza. Y en un comunicado explica que han puesto a su disposición y de los países de alrededor medios para combatirlo. El comercio ilegal de marfil financia conflictos en los países vecinos.

El problema es que el asunto no es prioritario para Camerún y más con el presidente, Paul Biya, está fuera del país desde finales de enero, en una de sus habituales estancias en Europa, según fuentes diplomáticas en el país. Aunque la cifra exacta de elefantes abatidos es imposible de precisar, la ONU habla ya de 450 porque en las últimas semanas han seguido apareciendo ejemplares.

Más información