Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Nuevo buque oceanográfico español

El ‘Ángeles Alvariño’, de 46 metros de eslora, se ha botado en Vigo

El barco es gemelo del ‘Ramon Margalef’, utilizado en la crisis volcánica de El Hierro, y ha costado casi 20 millones de euros

El nuevo buque oceanográfico español 'Ángeles Alvariño'.
El nuevo buque oceanográfico español 'Ángeles Alvariño'.

Un nuevo buque oceanográfico español, el Ángeles Alvariño, ha sido botado hoy en Vigo. Cuenta con tecnología avanzada para realizar campañas de investigación de geología marina, oceanografía física y química, biología marina, pesquerías y control medioambiental, y es casi idéntico al Ramón Margalef, también del Instituto Nacional de Oceanografía (IEO), que realizó su primera campaña en la crisis volcánica submarina de El Hierro. Ambos son buques regionales idóneos para navegar en el ámbito nacional y mares adyacentes.

Casco del buque 'Ángeles Alvariño' en el astillero de Vigo.rn
Casco del buque 'Ángeles Alvariño' en el astillero de Vigo.

“Con este barco se completa lo más importante del proceso de renovación de la flota oceanográfica del IEO, aportando a toda la comunidad científica española y europea una nueva y fundamental herramienta de investigación”, ha explicado Eduardo Balguerías, director de dicho organismo público de investigación. El coste del Ángeles Alvariño es de casi 20 millones de euros, financiados por el IEO y fondos Feder europeos. El Ramón Margalef se sumó a la flota del instituto en septiembre de 2011. De la construcción de ambos se ha encargado la empresa Astilleros Armón Vigo, con diseño y tecnologías españolas, según explica el IEO.

El Ángeles Alvariño, de 46 metros de eslora, cuenta con capacidad para 15 investigadores más 12 tripulantes. Entre sus características destaca el nivel muy bajo de ruido radiado al agua, lo que permite trabajar a los científicos sin alterar el comportamiento natural de la fauna marina. Es un buque de la denominada categoría limpia, por su funcionamiento respetuoso con el medio ambiente. La campaña del Ramón Margalef en la vigilancia de la erupción submarina de El Hierro demuestra que estos buques son flexibles y útiles más allá de las operaciones puramente científicas, por ejemplo en situaciones de fenómenos naturales potencialmente peligrosos, destaca el IEO.

Cuenta con capacidad para 15 investigadores y técnicos más 12 tripulantes

A la botadura en Vigo ha asistido Ángeles Leira Álvariño, madrina del barco e hija de la oceanógrafa gallega que le da nombre. Ente las autoridades ha estado Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación (Ministerio de Economía y Competitividad).