Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Las matemáticas miran a África

El gabonés Philibert Nang gana el premio Ramanujan

Philibert Nang.
Philibert Nang.

Un matemático de Gabón es el primer africano seleccionado para el premio Ramanujan, de ámbito internacional y destinado a distinguir los matemáticos jóvenes de países en desarrollo. Philibert Nang, de 44 años, es profesor en la Escuela Normal Superior de Libreville y el galardón reconoce sus importantes contribuciones a la teoría algebraica de los módulos D. Sus resultados contribuyen, entre otros aspectos, a conocer mejor la correspondencia Riemann-Hilbert. Además de su trabajo se reconoce también su dedicación a la investigación de alto nivel en un puesto académico en su propio país, con la esperanza de que suponga un ejemplo para los jóvenes.

Con este mismo enfoque se estudia la creación de un centro de excelencia en matemáticas en África. Un reciente acuerdo de la Academia Noruega de Ciencias y Letras con la empresa de servicios petroleros PGS va destinado a apoyar el desarrollo y la enseñanza de esta disciplina en países en desarrollo.

El galardón, dotado con 15.000 dólares, lo concede el Fondo Niels Henrik Abel 

El premio Ramanujan, dotado con 15.000 dólares, lo dan desde 2005 el Fondo Niels Henrik Abel (Noruega), el Centro Abdus Salam de Física Teórica y la Unión Matemática Internacional. Hasta ahora ha recaído en el chino Yuguan Shi, el méxicano Ernesto Lupercio, el brasileño-argentino Enrique R. Pujals, el argentino Jorge Lauret, el indio Ramdorai Sujatha y el brasileño Marcelo Viana.

En cuanto al acuerdo, de cinco años de duración y un presupuesto anual de tres millones de coronas noruegas (390.000 euros), comprende también la contribución financiera a las actividades educativas y las becas ligadas al premio Abel, creado en 2003 por Noruega como el Nobel de las matemáticas. Petroleum Geo-Services (PGS) señala que en sectores como el suyo (de análisis sísmico y electromagnético, así como de interpretación para encontrar nuevos depósitos de petróleo y gas natural en el mar) se necesitan trabajadores muy bien formados y los conocimientos matemáticos son clave.