Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ALMACÉN NUCLEAR

Los municipios que aspiraban acoger el almacén lamentan “una decisión política”

La decepción recorre Ascó y Zarra, aún convencidos de ser el emplazamiento ideal

Decepción en los tres Ayuntamientos que más opciones tenían sobre el papel para acoger el almacén nuclear. Zarra (Valencia), Ascó (Tarragona) y Yebra (Guadalajara) se quedaron sin la instalación pese a ser los pueblos con más puntos en la valoración del Ministerio de Industria. “Es una decisión política”, lamentó en un comunicado el alcalde de Ascó, Rafael Vidal. Su homólogo de Zarra, Juan José Rubio, ni ni atendió al teléfono. “Mejor que no hable con el enfado aún caliente”, justificó un empleado municipal.

Estos municipios contaban con aparente ventaja respecto al seleccionado, Villar de Cañas, en Cuenca: Ascó por contar con la mejor infraestructura, y la experiencia de gestionar los dos reactores nucleares que alberga el pueblo; Zarra, porque Industria ya la había seleccionado el pasado septiembre y solo el rechazo del Gobierno autonómico frenó esa decisión, y Yebra por estar junto a la nuclear de Zorita y bien comunicado.

Ascó siguió peleando con la partida ya terminada. “Somos el único candidato con ferrocarril y el emplazamiento idóneo para minimizar el transporte terrestre del combustible”, insistió en una nota Vidal con la decisión ya tomada. “Es una oportunidad perdida para Cataluña y para la comarca”, lamentó. Se trata del alcalde que más tiempo llevaba preparándose para acoger el almacén. Incluso tuvo que escenificar un enfrentamiento con su propio partido, CiU, que le expedientó por haberse ofrecido a acoger el almacén nuclear.

Lo mismo le ocurrió al alcalde de Yebra (Guadalajara), el tercer clasificado en el dictamen técnico para acoger el silo. “Es esperpéntico que el almacén pueda estar en Cuenca pero no en Guadalajara”, señaló en una clara crítica al PP, contrario a que el silo nuclear fuese a Guadalajara pero no a Cuenca. El PP de Castilla-La Mancha expedientó a Sánchez por pedir el almacén para su pueblo, el primero que se postuló para acoger la instalación. “Si no hubiéramos abierto el fuego, probablemente no se habrían presentado todos estos pueblos. Lamento la miopía de algunos políticos que no vieron la oportunidad que esto suponía para la comarca”, concluyó antes de agradecer el esfuerzo a la asociación de municipios en áreas de centrales nucleares (AMAC) y de felicitar a Villar de Cañas por la elección.

Los municipios lamentaban la falta de apoyo público de sus comunidades autónomas frente a las buenas palabras que recibían en privado por la enorme inversión que supondría. De las candidatas, solo Yebra y Asco pertenecen a este organismo, que hasta ahora había exigido instalar el silo en alguna de las localidades que lo integran. Ayer, sin embargo, aplaudió la decisión pero destacó que “Yebra y Ascó siguen siendo los mejores desde el punto de vista técnico”.