Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

600.000 fumadores menos durante el primer año de la nueva ley antitabaco

A pesar del impacto de la norma, más del 25% de los españoles siguen siendo fumadores

En Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Suecia, la tasa está por debajo del 15%

Una mujer fumando un cigarrillo en el Royal Smoking Club, local habilitado para fumar abierto en Madrid el pasado abril.
Una mujer fumando un cigarrillo en el Royal Smoking Club, local habilitado para fumar abierto en Madrid el pasado abril. EFE

La reforma de la Ley del Tabaco se salda con 600.000 fumadores menos y una reducción de las ventas cifrada en 500 millones de cajetillas durante su primer año de vigencia, según estimaciones del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Esta normativa, que entró en funcionamiento el 2 de enero de 2011 y prohíbe fumar en lugares públicos cerrados, ha tenido también un impacto en la contaminación del interior de bares, restaurantes y locales nocturnos. Las partículas finas del humo del tabaco han descendido un 90% en estos establecimientos, según los datos provisionales del CNPT.

Este Comité ha puesto de relieve que los ingresos hospitalarios por infarto agudo de miocardio se han reducido en el último año en un 10% y por asma infantil, un 15%.

A pesar del impacto de la norma, más del 25% de los españoles siguen siendo fumadores, mientras que en otros países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Suecia, la tasa está por debajo del 15%.

En opinión del CNPT, estos datos "son buenos motivos para que no haya retrocesos en la ley y se siga avanzando en las medidas de prevención y control del tabaquismo". A su parecer, "un retroceso o modificación legislativa no se entendería" y "podría originar conflictos", puesto que colectivos como menores, embarazadas, o trabajadores del sector "verían retroceder su salud de forma inmediata".

Más información