Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las dos comunidades del PSOE aceleran sus oposiciones docentes

País Vasco y Andalucía adelantan las convocatorias ante la llegada del PP

Estas dos autonomías ofertarán unas 2.500 plazas, la mitad que este año

Una oposición en Córdoba
Una oposición en Córdoba

Las oposiciones para profesores y maestros de este año estuvieron en el aire casi hasta el último minuto. Y la previsión para la oferta de empleo público docente de 2012 no es mucho mejor. Se desconoce si el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) impondrá nuevas restricciones a las comunidades autónomas o si mantendrá las de los Presupuestos aún vigentes, que limitan considerablemente la reposición de las jubilaciones que se generan en los sistemas educativos. Pero los sindicatos barajan ya abiertamente que el Ejecutivo del PP pueda incluso congelar las ofertas de empleo público.

En esta situación de incertidumbre, dos comunidades autónomas, las dos únicas gobernadas por el PSOE, han decidido adelantar a principios de año la convocatoria de oposiciones sin esperar a las decisiones del equipo de Rajoy. País Vasco y Andalucía tienen intención de sacar a concurso el próximo verano algo más 2.550 plazas. La oferta se reduce drásticamente. En concreto, estas dos autonomías convocarán menos de la mitad de las 5.311 de este año.

La Consejería de Educación de Andalucía no ha ocultado que está acelerando la tramitación de las oposiciones para intentar salvar un posible veto del nuevo Gobierno central. "Cuanta mayor certidumbre y anticipación demos a los que van a concurrir, mucho mejor", insistió ayer el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica. La intención de la Junta es publicar la convocatoria oficial lo antes posible, entre enero y febrero.

Si el veto a la convocatoria de empleo público finalmente se produce, este problema saltará del ámbito educativo y acabará en un pulso político entre el nuevo Ejecutivo del PP y las dos comunidades que aún gobierna el PSOE. En el caso de Andalucía, ese enfrentamiento se generaría en plena precampaña de las elecciones autonómicas, que está previsto que se celebren en marzo.

El Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno vasco, que dirige Isabel Celaá, ya anunció a principios de diciembre que el año que viene saldrán a concurso público 556 plazas, la mayoría para secundaria. Según Celaá, el hecho de que sean precisamente el País Vasco y Andalucía las autonomías que apuestan más claramente por sacar en tiempo de crisis ofertas de empleo público demuestra "las diferencias políticas que hay entre comunidades" en la forma de "tratar a la educación". "Mientras otros suspenden las convocatorias, nosotros nos afirmamos con el empleo de calidad", señaló ayer la responsable del departamento vasco de Educación.

En el caso de Andalucía, el consejero Álvarez de la Chica ya manifestó en septiembre su intención de volver a convocar oposiciones en 2012 pese al enfrentamiento que protagonizó este año con el Ministerio de Economía, que estuvo a punto de recurrir en los tribunales sus oposiciones al entender que incumplía las restricciones fijadas en los Presupuestos.

El sindicato CC OO estima que Andalucía ofertará más de 2.000 plazas para profesores. Sin embargo, la consejería no comunicará la cifra definitiva a las centrales hasta la próxima mesa sectorial, que se celebra el 20 de diciembre, un día antes de que Mariano Rajoy tome posesión como presidente del Gobierno.

Para elaborar la oferta de empleo de 2012, la Junta ha tomado como base los Presupuestos de 2011. Además, ha aplicado la misma fórmula legal que cerró con el Ministerio de Economía para las últimas oposiciones por la que parte de las plazas que se convoquen se presentarán como consolidación de empleo de interinos.

En el caso del País Vasco, el departamento de Educación rechazó ayer que esté acelerando la tramitación ya que tienen suficiente nivel de autogobierno para esquivar un posible veto. "Tenemos una autonomía muy desarrollada", afirmó Isabel Celaá. "No nos tiene por qué afectar y lucharíamos para que no nos afectase", añadió.

Otras comunidades, como Aragón o Canarias, también han dejado entrever su intención de convocar oposiciones, aunque han supeditado la decisión final a las medidas que adopte el nuevo Gobierno de Rajoy a través de los Presupuestos Generales del Estado. En Cantabria, el Gobierno sí ha manifestado a los sindicatos su intención de convocar oposiciones docentes. "Estamos negociando; a finales de mes esperamos saber si se convoca y cuántas plazas", explica Fernando García, de FETE-UGT, informa J. A. Aunión.

Nuevo sistema y otra vez incertidumbre para el aspirante

M. P.

Las últimas oposiciones para docentes fueron de las más extrañas que se han celebrado en los últimos años. El Ministerio de Economía llevó a los tribunales las convocatorias de tres comunidades autónomas: Cataluña, Navarra y Castilla y León. Y estuvo a punto de hacer lo mismo con Andalucía, Extremadura, Aragón y Baleares. Finalmente, el departamento de Elena Salgado retiró los recursos y frenó los que ya tenía redactados.

 

El problema de fondo fueron las restricciones fijadas en la Ley de Presupuestos para 2011, donde se establece que solo puede cubrirse el 10% de las jubilaciones de funcionarios, el 30% en el caso de los docentes. La convocatoria andaluza, de 3.796 plazas, era la que, en teoría, más se saltaba esas limitaciones.

Pero, tras una reunión entre Economía y la Junta, se alcanzó una solución de urgencia que permitió a Andalucía y al resto presentar las plazas que tenían previsto. La salida se encontró en el Estatuto Básico del Empleado Público (de 2007), que prevé la posibilidad realizar ofertas de consolidación "de empleo a puestos o plazas de carácter estructural (...) que estén dotados presupuestariamente y se encuentren desempeñados interina o temporalmente con anterioridad al 1 de enero de 2005". Es decir, parte de la oferta de plazas se debía presentar como consolidación de empleo.

Las limitaciones de los Presupuestos siguen vigentes y se desconoce si el nuevo Gobierno prorrogará las cuentas, y sus restricciones, o elaborará unas nuevas. Al margen de esta incertidumbre, las oposiciones que se celebren este año serán diferentes. Se tendrán que regir por primera vez por el sistema contemplado en el real decreto 276/2007. Esa norma se aprobó en 2007 como desarrollo de la nueva LOE. Pero en el real decreto se fijó un periodo transitorio en el que los interinos tenían más ventajas respecto al resto de opositores. Ese periodo se ha terminado y las posibilidades de lograr una plaza de interinos y nuevos aspirantes se igualan.