Juicio por maltratos a una bebé de siete meses en Madrid

La niña fue ingresada con traumatismo craneoencefálico, fracturas en las extremidades y malnutrición

La vista oral por los supuestos delitos de maltrato habitual y tentativa de asesinato contra la pareja Esmeralda C.F y Milton M.M. por su tratamiento a la hija de la mujer, de siete meses, ha empezado esta mañana. La fiscalía solicita veintidós años de cárcel.

El caso se remonta al enero de 2009, cuando el Grupo de Menores de la Policía recibió un informe del hospital Doce de Octubre de Madrid en el que se notificaba el ingreso en el centro de una bebé de siete meses que presentaba traumatismo craneoencefálico, varias fracturas en las extremidades, malnutrición y deterioro general. Según los facultativos, estas fracturas son "incompatibles con lesiones accidentales a una menor de siete meses, por lo que presuntamente pueden haber sido provocadas".

Más información
Un juez prohíbe a la pareja detenida por maltrato a una bebé acercarse a ella
En libertad los acusados de maltratar a una bebé
"Cada niño lleva su ritmo"

El padre biológico fue quien llevó a la niña ante los médicos, asustado por su estado. La policía detuvo a Esmeralda C. F. de 24 años, y Milton M. M., de 25, cuando acudían al hospital a ver a la bebé. Los dos manifestaron que la pequeña se cayó y se golpeó la cabeza, pero que no le dieron más importancia que a un "vulgar chichón".

La pareja prestó entonces declaración como imputados ante el juez de guardia, que los dejó en libertad a ambos a pesar de que el fiscal solicitó el ingreso en prisión provisional del hombre al no hallar "elementos antecedentes proyectables sobre el imputado que permitan con solidez mantener que causó dolosamente lesiones" a la menor.

Para tomar esta decisión, el juez tomó en cuenta las declaraciones prestadas por ambos imputados, el informe médico relativo a la asistencia recibida por la menor y los testimonios de otras personas recabados por la Policía. El juez también tuvo en cuenta las hipótesis sobre las heridas o lesiones apreciadas en la menor, en el sentido de que pueden proceder tanto de un posible accidente como ser fruto de una actuación imprudente o un supuesto de actuación dolosa que no quedó claramente establecido.

Milton M. M., el compañero sentimental de la madre, tiene dos antecedentes penales (uno por una reyerta en 2006 y otro por lesiones) y está en España en situación irregular.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS