Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía registra una segunda casa del abuelo paterno de los niños desaparecidos en Córdoba

Se están revisando también las grabaciones de las cámaras de seguridad del entorno del parque donde se perdieron los menores.- Suspendida la búsqueda en el Guadalquivir

La Policía Científica han registrado esta tarde la vivienda urbana del abuelo paterno de Ruth y José, los dos hermanos que desaparecieron el pasado sábado cuando, según ha denunciado el padre de los pequeños, José Bretón, se extraviaron mientras jugaban en el parque Cruz Conde de la capital cordobesa. Los agentes habían registrado ya el lunes otra casa que la familia paterna posee fuera de la ciudad, en el Polígono de las Quemadillas, donde fueron hallados unos huesos entre las cenizas de una fogata que despertaron las sospechas y que finalmente fueron descartados del caso tras concluirse que no eran humanos. Bretón aseguró que había quemado en una hoguera ropas, objetos y documentos desechados tras la reciente ruptura conyugal.

Por otro lado, dentro del dispositivo establecido para la búsqueda de los dos menores, la Policía Nacional está revisando las grabaciones de las cámaras de seguridad del parque Ciudad de los Niños de la capital cordobesa, situado frente al parque Cruz Conde, donde los dos hermanos se extraviaron. En las imágenes "puede verse al padre solo dentro de un coche", si bien no concretan que fuera antes o después de presentar la denuncia a la Policía Nacional.

Se están investigando también las llamadas que el padre de los menores pudo realizar en las horas previas a la desaparición, con el fin de esclarecer si se realizaron desde en la finca del Polígono de las Quemadillas o desde el parque Cruz Conde.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, ha afirmado este miércoles que no se descarta por el momento "ninguna posibilidad" en cuanto a las líneas de investigación, incluso que los menores "aparezcan con vida". Además, ha evitado "confirmar o negar" que haya habido alguna detención hasta el momento en el transcurso de la investigación.

la Policía Nacional ha interrogado desde el domingo a varias personas que estaban el sábado en el parque Cruz Conde. Los testimonios aseguran no haber visto al padre de los niños y en algunos casos han llegado a advertir de que les habría llamado la atención una persona que acaba de perder a dos niños menores, ya que lo habitual es mostrar nerviosismo o preguntar a los presentes.

Suspendida la búsqueda en el río

La Policía Nacional ha suspendido temporalmente la búsqueda en el entorno del río Guadalquivir. Las labores de búsqueda no han permitido encontrar rastro alguno de los menores.

Miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía rastrearon ayer las aguas del Guadalquivir que transitan a menos de un kilómetro de la finca de la familia Bretón. Otras unidades policiales acompañadas por perros peinaron distintas áreas del río. A los miembros del grupo se les ha visto esta mañana en la comisaría central del Cuerpo Nacional de Policía en Córdoba.

Oficialmente no hay imputados ni sospechosos. Oficialmente, el caso está en punto muerto. Lo que sí hay es sorpresa entre los investigadores por la frialdad y distanciamiento con que el padre afronta la angustiosa desaparición de sus hijos. No se descarta ninguna hipótesis -desde el accidente al secuestro-, pero, según fuentes de la investigación, se da poca credibilidad a la versión ofrecida por Bretón.

Ruth y José se encontraban con su padre en el momento de su desaparición. A las 18.40 del sábado llamó a la policía denunciando que había perdido a sus hijos en el parque Cruz Conde. Los investigadores recelan de esta versión y existe una tesis que señala que los chavales tal vez nunca pisaron esa zona verde de Córdoba, muy transitada por deportistas y familias los días de fiesta. No hay testigos que sitúen a Bretón con sus hijos ese día a esas horas.

El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, ha reiterado la necesidad de ser "respetuosos" con la investigación y "dejar trabajar" a los profesionales en la labor de búsqueda de los niños. Tras participar en los actos institucionales del Día de la Guardia Civil, ha eludido dar información a los periodistas sobre el asunto "por respeto a la investigación" y ha apelado a la "responsabilidad" de los medios para evitar "elucubraciones" sobre el caso.