De los 54 casos de cáncer por causa laboral, 46 se han producido por el amianto

CC OO advierte que el 10% de los tumores malignos se deben a actividad en el trabajo

"En lo que llevamos de año, de los 54 casos comunicados 46 se deben a exposición al amianto", asegura Pedro Linares, Secretario de la Conferencia de Salud Laboral en Comisiones Obreras. Uno de cada 10 cánceres que se diagnostica en España tiene su origen en la exposición a una sustancia cancerígena, "también lo estableció la Organización Mundial de la Salud OMS en la última Conferencia Internacional de determinantes ambientales admitiendo que el 10% de estos casos se debería a la exposición a agentes cancerígenos". Así lo ha explicado, Linares, quien asegura que casi la mitad de estos agentes reconocidos por la Agencia Internacional del Cáncer (IARC) -173 de los 375- son "cancerígenos laborales". Sin embargo, poca gente conoce esta situación.

Más información
La presión social obliga a la Xunta a aplazar el desahucio de cinco menores
30 muertes confirmadas por el amianto en Ferrol
Reconocida la incapacidad por el amianto a pensionistas
Operarios blindados contra el amianto derriban el símbolo de Los Charlines
Sola con el fantasma del amianto

"Cerca del 20% de la población desconoce que está conviviendo con este riesgo. Y hay qué decir, que está presente en distintos ámbitos como son la construcción, industria, colegios o sector agrícola", subraya Linares. El más conocido de los agentes cancerígenos es el amianto. "En la actualidad existe una prohibición sobre su uso, aunque el daño está hecho, ya que tiene una consecuencia letal a largo plazo. Hasta de más de 20 años", explica. Justo esta semana, una mujer de 46 años, sobrina de un ex trabajador de la empresa Uralita de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), fabricante de amianto, ha muerto debido a una enfermedad pulmonar que supuestamente desarrolló al contaminarse en casa con los restos de ese mineral a través de la ropa de su tío.

De hecho, según CCOO, existen un total de 18 ocupaciones en las que se ha demostrado un exceso de cáncer en relación con la población general. La mayoría se encuentran en la industria del aluminio, del cuero y del calzado, del mueble, del caucho, la empresa de fabricación textil y la industria de la impresión. "No obstante, poca gente sabe que también hay sustancias cancerígenas en productos aparentemente inofensivos, como los empleados para limpiar cristales o eliminar pintadas, en plaguicidas o en los potentes desengrasantes que se usan para limpiar en los comedores escolares", argumenta Linares.

Las cifras de casos de cáncer laboral en España -sólo 34 en 2010 y 60 en el año 2009?"están enmascarando esta situación y "llevando al error" de que la situación no es tan grave". "El problema es que es prácticamente imposible demostrar causa-efecto que un cáncer ha aparecido por la exposición del trabajador a agentes cancerígenos, ya que la etiología del cáncer es multicausal", señala.

Además, el hecho de que reconocer la existencia de un cáncer laboral esté ligado a su indemnización también frena el proceso. "Muchos empresarios y administraciones incluso prefieren hacer oídos sordos ante estos riesgos, de fácil prevención", afirma.

Comisiones Obreras ha presentado hoy su campaña 'Cáncer Cero en el Trabajo' ('www.cancerceroeneltrabajo.ccoo.es'), una iniciativa que busca concienciar a los empresarios, las administraciones y la sociedad en general -a través de folletos y en Internet- de que estas sustancias peligrosas con las que se suele trabajar pueden detectarse y sustituirse por otras.

Acceso al recinto de la fábrica Uralita de Getafe.
Acceso al recinto de la fábrica Uralita de Getafe.ÁLVARO GARCÍA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS