Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una lotería para el primer día de bodas gais en Nueva York

El Ayuntamiento limita a 764 las licencias de matrimonio que concederá el domingo, primer día para las uniones del mismo sexo

La ciudad de Nueva York tiene una especial importancia para los activistas homosexuales por una razón concreta: allí se desarrollaron en junio de 1969 los disturbios de Stonewall, considerados el detonante del movimiento por los derechos de los gais y lesbianas. Por eso, el domingo será un día especialmente simbólico para el colectivo. Será el primer día en que los homosexuales del Estado neoyorquino se podrán casar libremente. El Ayuntamiento de la ciudad está registrando tal afluencia de contrayentes, que ha decidido poner un límite, de 764, a las licencias matrimoniales que puede conceder en un solo día.

A los afortunados se les elegirá por sorteo. El resto tendrá que esperar a la semana próxima. Hasta la fecha, el máximo número de licencias concedidas por el Gobierno local había sido de 621. Esa cifra se alcanzó en el día de San Valentín de 2003. Esta semana, las solicitudes, efectuadas mediante Internet, llegaron a superar las 2.700. De ellas, según el Gobierno neoyorquino, más de 1.700 corresponden a parejas gais. Además, el trámite de solicitar la licencia de matrimonio online no es obligatorio, por lo que ese día se podrían haber presentado muchas más parejas en las oficinas del registro local.

El plazo para inscribirse se cierra el jueves y el sorteo se efectuará entre entonces y el viernes. "El domingo vamos a hacer historia, con los ojos de la nación una vez más puestos en la ciudad de Nueva York", dijo el alcalde, el independiente Michael Bloomberg, en conferencia de prensa. "La cantidad de parejas que desean casarse el domingo es más de lo que podrían asumir las oficinas del registro municipal. Y lo último que queremos es que las parejas esperen en cola durante horas y horas, solo para tener que marcharse enfadadas en lo que se suponía que iba a ser el día más feliz de sus vidas. La manera más justa de determinar quién tiene la oportunidad de casarse el domingo y asegurar que todos puedan planificar apropiadamente su gran día, es mediante un sistema igualitario de lotería".

Bloomberg, uno de los políticos que más ha defendido los derechos de los homosexuales en EE UU, ha eximido a una pareja de Nueva York de la lotería: John Feinblatt, uno de sus principales asesores políticos, y Jonathan Mintz, responsable de la protección al consumidor de su equipo de Gobierno. La suya será la boda con la que se inaugurarán oficialmente las nuevas uniones gais neoyorquinas. Ambos tienen ya dos hijas, de cuatro y seis años. No tenían pensado casarse el domingo pero el alcalde, amigo de ambos, se lo propuso y ellos aceptaron.

La ceremonia se celebrará en Gracie Mansion, que es la residencia oficial del alcalde, en Manhattan. No es que Bloomberg sea un alcalde de muchos matrimonios. En el pasado solo ha oficiado dos: el de su hija Emma y el de su antecesor en el cargo, el republicano Rudy Giuliani. En este caso hará una tercera excepción. "No puedo pensar en nadie que lo merezca más que dos personas que han dedicado sus vidas a esta ciudad", dijo Bloomberg en la conferencia de prensa del martes. El domingo, por primera vez en la historia de Nueva York, declarará a dos de sus colaboradores marido y marido.