Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado de Nueva York comienza a oficiar matrimonios gais

Un total de 764 parejas homosexuales se casarán hoy en 'la gran manzana'.- Obama se pronuncia a favor de que las uniones tengan validez federal

Desde este domingo, Nueva York es el sexto Estado norteamericano que oficia matrimonios homosexuales. Se une así a Iowa, Massachusetts, Connecticut, Vermont, New Hampshire y también a la capital federal, el distrito de Columbia. Ha sido esta una semana de especial significación para el movimiento activista gay, dado que, además del comienzo de estas uniones, el presidente norteamericano, Barack Obama, ha dado su apoyo a una medida que daría validez a nivel federal a estos matrimonios, equiparándolos por lo tanto con los de los heterosexuales.

En la ciudad de Nueva York fue tal la avalancha de peticiones de licencias que el alcalde, el independiente Michael Bloomberg, ordenó que una lotería eligiera a 764 parejas que se irán casando a lo largo del día de hoy. El propio Bloomberg, que solo ha oficiado dos matrimonios en sus nueve años como alcalde, presidirá hoy el tercero, de dos colaboradores suyos: John Feinblatt, uno de sus principales asesores políticos, y Jonathan Mintz, responsable de la protección al consumidor de su equipo de Gobierno.

La ciudad es especialmente importante para los activistas, dado que fue allí donde en 1969 tuvieron lugar los disturbios de Stonewall, el inicio formal del movimiento de liberación del colectivo de gais y lesbianas. Pero hoy está habiendo ya bodas en localidades de todo el Estado, el tercero más poblado de la unión, con 19,4 millones de habitantes. Pasado un segundo de la medianoche se casaron en la capital, Albany, Dale Getto y Barbara Laven. Ellas son las que ostentan el título de primera pareja homosexual casada en la historia de Nueva York.

Un total de 100 jueces se han presentado voluntarios para oficiar matrimonios hoy. Los Gobiernos locales de una docena de ciudades abrirán este domingo sus registros civiles para que puedan acudir a casarse las parejas gais que lo deseen. Es el resultado de una campaña de activismo que ha durado años y que culminó el 24 de junio, cuando una ajustada votación (33 contra 29) legalizó las uniones entre personas del mismo sexo en Nueva York.

En total, contando los seis Estados y la capital, hay una zona de 35,5 millones de habitantes en Norteamérica donde ya es legal el matrimonio homosexual. El problema para esos contrayentes es que sus uniones carecen de validez a nivel federal, en virtud de una ley, llamada de Defensa del Matrimonio, aprobada por los republicanos en 1996, que deniega validez del acto ante el Gobierno nacional, por lo que no sirven para trámites de visados para cónyuges o reagrupación familiar, por ejemplo. Esta semana, sin embargo, Obama ha apoyado formalmente la derogación de esa ley.