Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el país occidental que más usa las ataduras en personas mayores

Las sujeciones no evitan las caídas, y son un trato degradante, afirma Ceoma

España es el país occidental que más usa las ataduras para sujetar al paciente mayor ingresados, según Antonio Burgueño, director técnico del programa Desatar al Anciano y al Enfermo de Alzehimer de la Confederación Estatal de Organizaciones de Mayores (Ceoma). Una práctica que no sirve lo que teóricamente persigue, ya que según este experto las ataduras no reducen las caídas, y, en cambio, suponen una merma en la calidad asistencial que reciben.

El uso de las sujeciones es "una práctica muy común", afirma Burgueño, pero desde un punto de vista técnico-asistencial, es "fácil y cortoplacista". Los centros que se acostumbran a usarlas generan un "déficit asistencial" ya que, "la razón de ser de los centros es buscar el mayor grado de autonomía y la calidad de los residentes", ha aclarado.

En relación a las caídas, Burgueño ha dicho que no hay centros libres de caídas y que lo normal es que la gente que vive en residencias se caiga una vez al año. En este sentido, la coordinadora de enfermería de la Residencia de Villarreal (Castellón), Mara Tur Valiente, ha indicado que las caídas son una de las principales causas de lesiones en las personas mayores y, de ellas, un 10% son inevitables.

Es necesario "romper con el mito de que las sujeciones evitan las caídas" porque además de no evitarlas, "no tenemos en cuenta otras áreas con las que se puede mejorar la calidad de vida de las personas mayores", dijo la enfermera.

El presidente de Ceoma, José Luis Méler y de Ugarte, ha indicado que las sujeciones son "una forma de maltrato que afecta a un colectivo desprotegido".

Las afirmaciones se han hecho en el marco de un congreso dedicado a la atención de personas mayores organizado por Ceoma.