Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios centenares de personas se manifiestan en Madrid a favor del cierre de las centrales nucleares

"Los tomates radiactivos no hacen gazpacho español", era uno de los lemas cantados durante la manifestación convocada por 30 plataformas antinucleares sociales y ecologistas

La manifestación convocada por 30 plataformas antinucleares sociales y ecologistas, para reclamar el cierre de las centrales nucleares en España, ha congregado hoy a varios centenares de personas en Madrid. A gritos de Energía nuclear, terrorismo patronal, Ni en España, Ni en Japón, energía nuclear, nunca más o Los tomates radiactivos no hacen gazpacho español, han recorrido las calles madrileñas, de Puerta de Toledo a la Plaza del Sol, ataviados, muchos de ellos, con máscaras y trajes antirradiación.

"Lo que pretendemos conseguir es el cierre progresivo de las centrales nucleares en España, de forma que haya una sustitución paulatina de las mismas por energías no contaminantes y renovables. Lo perfecto sería que se hiciera en unos ocho años", ha explicado Carlos Bravo, representante de Greenpeace.

"La concienciación es mayor desde el terrible accidente de Fukushima en Japón y no podemos dejar que ocurra aquí. Garoña debe ser la primera -40 años de servicio son suficientes-", ha señalado durante la marcha el representante de IU, José Luis Ordoñez. Son ocho las centrales que existen en España, y cuatro se encuentran "en este momento en reparación por algún tipo de avería". Desde Burgos, pasando por Cáceres, Tarragona, Valencia y Guadalajara, "son muchas personas afectadas".

Paco Castejón, de Ecologistas en Acción, ha argumentado que lo ocurrido en la central de Ascó esta última semana "muestra la falta de cultura de seguridad por parte del Gobierno".

Los dos partidos mayoritarios españoles, PSOE y PP, han sido duramente criticados durante la protesta que, según iba avanzado, tenía más adeptos. "Lo que queremos conseguir es que el Gobierno admita que España puede subsistir perfectamente sin la energía nuclear", resaltaba Bravo. La muchedumbre llegó a la Plaza del Sol, última parada, al son de: "Fukushima nunca más"

Tras la manifestación se ha leído un comunicado por parte Ecologistas en Acción. Yayo Herrero, miembro de dicha organización, ha expresado: "Estamos viviendo una tragedia sin precedentes en Japón. La energía nuclear es muy sucia, y sus residuos no son perecederos y sí muy contaminantes. Mientras tanto, las personas allí congregadas ponían la banda sonora: "Se va a acabar, se va a acabar, la energía nuclear".