Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos de primaria llaman al copago

La segunda asociación más representativa del sector considera esta medida como la única que puede proporcionar resistencia a una sanidad, para muchos, insostenible.

El 86% de los médicos de asistencia primaria cree necesario instaurar un sistema de copago. "No se trata de un castigo sino una solución para reducir el uso inadecuado de los servicios por parte del ciudadano", ha recalcado Julio Zarco, médico y presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) -la segunda asociación más representativa del sector- en la presentación del "Análisis sobre la situación de los médicos de familia en España".

En los últimos meses, el copago ha sido protagonista de un vivaz debate. La Sanidad en España arrastra un déficit que ronda los 10.000 millones de euros. Gratuito y casi universal, supone el 6,2% del PIB español. Con esos números, el objetivo de ahorrar es una constante. Y, periódicamente, llegan las propuestas de implantar un copago o tique moderador: que los usuarios paguen una cantidad simbólica, por ir al médico o al hospital, o que participen en gastos como la comida que se les da cuando están ingresados: "En Canadá por ejemplo una persona puede acudir a su ayuntamiento coger una chequera de 20 tickets por unos 50 céntimos y así controlar sus visitas al médico, es una medida de copago que afecta muy poco al bolsillo del usuario", ha subrayado Zarco.

Sanidad en España arrastra un déficit que ronda los 10.000 millones de euros. Gratuito y casi universal, supone el 6,2% del PIB español

Larzo: "Hay personas que incluso te preguntan si se pueden o no tomar un paracetamol. Hay que hacer un uso responsable de la asistencia"

El 82,9% de los médicos está a favor de la autogestión de los centros de salud, en aspectos como la contratación de personal, el horario de funcionamiento y las actividades propias del centro

A últimos de enero, fue el propio presidente Zapatero quien desautorizó a su secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, cuando éste volvió a plantear la necesidad de reconsiderar en un futuro el copago sanitario. Lo cierto es que cada vez es más habitual que exijan del ciudadano compensaciones económicas por servicios que antes eran gratis. Un ejemplo reciente es el caso del auxilio en la montaña por parte del Gobierno vasco que anunció, hace unos meses, su intención de empezar a cobrar los rescates a los no federados o el impuesto es en las autopistas de titularidad pública.

"La gente tiene que entender que no puede acudir o llamar al médico cuando tenga un proceso gripal leve, un catarro o 37.4 de fiebre. Hay personas que incluso te preguntan si se pueden o no tomar un paracetamol. Hay que hacer un uso responsable de la asistencia", ha añadido Zarco. El presidente de Semergen ha señalado que si en España hay unas 100 personas en las salas de espera de cualquier ambulatorio, en Canadá hay solo diez, "y simplemente se debe a una buena organización". Ha añadido la aceptación por parte de los médicos de atención primaria a la atención telefónica o por email: "Si una persona es consciente de su situación e informa correctamente al médico, no habría ningún problema y se podría diagnosticar perfectamente".

"Otra solución son las campañas de educación sanitaria que expliquen como usar los recursos, al igual que han hecho la DGT o Sanidad con las drogas. Son medidas imprescindibles para que la atención primaria consiga unos objetivo claro: un buen servicio", ha explicado el médico José Antonio Cantero. Las comunidades con peor servicio de atención primaria son Madrid Y Andalucía.

Unos 28.000 médicos trabajan en Atención Primaria en España, el 58% de ellos con edades comprendidas entre los 51 y 65 años. "Faltan médicos más jóvenes o plazas", ha resaltado Zarco. En cuanto a la organización, la mayoría de los profesionales encuestados, un 59%, considera que la relación médico paciente es el eje fundamental de la sanidad. El 92.47 % dice no contar con los recursos necesarios para realizar su trabajo y un tercio está a disgusto con el desempeño del mismo. El estudio sostiene, además, que el 82,9% de los médicos está a favor de la autogestión de los centros de salud, en aspectos como la contratación de personal, el horario de funcionamiento y las actividades propias del centro, y la mayoría desechan una politización de la gestión de los mismos". Además casi todos los encuestados reconocen estar sometidos a una gran "presión asistencial", un 26,5% reconoce haber sido agredido (un 6%, ha sufrido agresiones físicas). "Los médicos de atención primaria ven a una media de 40 a 44 pacientes por día, y suelen estar una media de cinco a siete minutos con cada paciente. España es el país de la UE en el que más veces se visita al médico de atención primaria; 8,1 veces al año comparado con las 5, 8 de la media europea", ha explicado Zarco, que ha ha sostenido que a partir de estos resultados se han pensado en medidas, que abarcan desde la profesionalización de la gestión, la corresponsabilidad de los pacientes, el uso generalizado de las nuevas tecnologías de la comunicación hasta la descentralización de la gestión.