Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los inmigrantes son un tercio de las infecciones por VIH

El porcentaje de casos de sida entre la población extranjera se mantiene estable.- Los extranjeros no llegan infectados; contraen el virus aquí

Los inmigrantes son un 12,2% de la población que hay en España, pero en 2009 representaron un 36,3% de los nuevos diagnósticos de infección por VIH (el virus que causa el sida). Por eso el Ministerio de Sanidad ha centrado en ellos la campaña que va a hacer con motivo del próximo día mundial de la enfermedad, que se conmemora el 1 de diciembre. En 2004 eran el 31%.

Para ello, ha editado un cómic en varios idiomas con el fin de acercarse a una población que, tradicionalmente, tiene más recelos a la hora de aproximarse a los servicios sanitarios, y, muchas veces, menos conocimiento y acceso sobre mecanismos de prevención de la infección.

Los diagnosticados procedentes de América Latina presentan una tendencia ascendente desde 2004 respecto al global, mientras que el de Africa subsahariana permanece estable.

En cuanto a la vía de transmisión, a diferencia de los españoles, en los que la más frecuente es a través de relaciones homosexuales, en los inmigrantes la predominante es mediante relaciones heterosexuales.

Entre las personas inmigrantes que se infectaron por compartir jeringuillas para el suministro de droga, destacan las procedentes de Europa del este, que suponen un 8,7% del total.

Hay que destacar que las transmisiones son, en su inmensa mayoría, producidas en España. Es decir, no hay inmigrantes que vengan con el virus. Esto es lógico ya que o vienen de países con tasas muy bajas (Latinoamérica) o son los más sanos de los miembros de una comunidad cuando vienen de África.

Parece que el Plan Nacional sobre el Sida ha seguido el modelo de Onusida de escoger dianas distintas para evitar que las campañas del día mundial sean siempre parecidas. El año pasado el objetivo fueron los hombres que tienen sexo con hombres (en España, gays la inmensa mayoría) porque representan el 50% de los nuevos diagnósticos cuando son alrededor del 5% de la población adulta.