Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía anuncia demandas civiles por el acoso mediático a la madre de 10 años

El ministerio público propondrá un cambio de domicilio de la familia si persiste el asedio periodístico

La Fiscalía de Sevilla avanzó hoy que presentará demandas civiles contra los medios de comunicación por el "acoso mediático" que sufre la menor de 10 años de origen rumano que la semana pasada dio a luz en un hospital de Jerez. La fiscal jefe sevillana, María José Segarra, anunció que interpondrá demandas civiles por vulneración del honor de la menor tras la publicación de información privada y detalles del domicilio familiar. "La familia ha informado a los servicios sociales de que no se atreven a salir de la vivienda para evitar el asedio continuo de los medios", informó la fiscal. La fiscalía ha propuesto a los servicios sociales del Ayuntamiento de Lebrija (Sevilla), donde reside la familia, que se ofrezca a la familia otro domicilio si el asedio periodístico persiste.

El ministerio público confirmó que el padre del bebé es menor de 14 años y de nacionalidad rumana. "Los medios están atacando a la intimidad personal y familiar tanto de la menor como del recién nacido", censuró Segarra. La fiscal subrayó que el acoso mediático está dificultando las labores de los servicios sociales y la fiscalía, y esta última alertó de que puede provocar que la familia se vaya del domicilio.

Segarra informó de que la información recabada hasta ahora indica que la niña tuvo otro domicilio en España, donde estuvo escolarizada, y que se trata de un caso en el que los abuelos se hacen cargo de los nietos, por lo que los servicios sociales "no se plantean, por ahora, hacer una intervención diferente a la que vienen realizando". La fiscal ha puesto el acento en que ciertos medios de comunicación han ofrecido regalos y dinero a la familia de la menor rumana a cambio de que concedan entrevistas.

Por último, el ministerio público ha aclarado que al tener el padre de la criatura menos de 14 años no cuenta con edad penal, por lo que en tal caso no se habría producido ningún delito. De todos modos, la fiscal ha aclarado que en este caso no hay indicios de que se haya producido ningún delito.