Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Europea del Medicamento pide la retirada del medicamento contra la diabetes Avandia

EE UU restringe el uso del producto, asociado a riesgos cardiovasculares

La Agencia Europea del Medicamento (EMEA) ha pedido hoy la retirada del mercado del medicamento contra la diabetes Avandia, del laboratorio británico GlaxoSmithKline (GSK), por los riesgos cardiovasculares que conlleva. Por su parte, la agencia del medicamento de EE UU (la Food and Drug Administration, FDA) ha decidido restringir el uso del fármaco, cuya venta ha originado un gran debate en el seno de la comunidad científica debido a las complicaciones observadas.

Tras el análisis de los datos disponibles, el comité de expertos de la Agencia Europea del Medicamento considera que los beneficios de Avandia (ayuda a los diabéticos a controlar sus niveles de azúcar en sangre) son menores que los riesgos que presenta (problemas cardiovasculares), por lo que recomienda que deje de venderse en la Unión Europea "en los próximos meses". La EMEA ha comunicado su decisión a la Comisión Europea, que es el órgano que tiene la palabra final, aunque generalmente adopta las recomendaciones de la EMEA. Este organismo pide a las personas que ahora mismo estén tomando el fármaco que soliciten cita con su médico para acordar tratamientos alternativos, y subraya que ningún paciente suspenda la medicación con Avandia sin haber consultado antes a su especialista.

La agencia del medicamento de EE UU, la FDA, seguirá permitiendo la venta del producto, pero con restricciones debido al riesgo de ataques al corazón. La FDA indica que se recetará solo en caso de que el paciente no pueda controlar su diabetes con otros medicamentos y ha encargado un estudio independiente que analice los efectos del fármaco.

El panel de 33 expertos que asesora a la FDA aconsejó en julio pasado la permanencia en el mercado de Avandia. La recomendación fue adoptada por 20 votos a favor, 12 en contra y una abstención. Este panel de expertos se reunió horas después de que el diario The New York Times revelara que el gigante farmacéutico GlaxoSmithKline ocultó durante 10 años que su fármaco estrella contra la diabetes era asociado a riesgos cardiovasculares. Los datos salieron de un estudio encargado por la propia compañía en 1999, un año antes de que el producto se pusiera a la venta. Además, dos estudios publicados en junio pasado también asocian el fármaco a riesgos cardiovasculares.

La decisión de la Agencia Europea del Medicamento sobre la conveniencia de mantener en el mercado Avandia se esperaba para este mes de septiembre.

GlaxoSmithKline aduce que seis ensayos clínicos recientes, llevados a cabo desde 2007, muestran que Avandia "no aumenta el riesgo total de infarto, ictus o muerte".

Avandia se usa contra la diabetes de tipo 2, la que se manifiesta en el adulto, muy asociada al sobrepeso. Se comercializó en 2000 y en España lo toman unas 80.000 personas. En el mundo, las ventas del fármaco supusieron el año pasado 920 millones de euros, el 2,7% de las ventas de Glaxo.