Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Luna es seca, según un nuevo análisis de sus rocas

Los estudios que indican alto contenido de hidrógeno son probablemente no representativos

Aunque algunos estudios recientes indican que hay más agua en el interior de la Luna de lo que se creía, un nuevo análisis de las rocas lunares traídas por las misiones Apolo señala que el satélite terrestre es esencialmente seco. Otra cosa son los depósitos de hielo en la superficie que han detectado satélites en órbita lunar, cuyo volumen parece pequeño.

Al medir la composición de los isótopos de cloro de las rocas volcánicas lunares, los autores del estudio, que publica la revista Science, encontraron que el rango de estos isótopos es 25 veces superior a los encontrados en la Tierra y en meteoritos. Como el cloro es muy hidrofílico (el agua le atrae), representa un indicador muy sensible de los niveles de hidrógeno, y los investigadores dicen que si las rocas lunares analizadas hubieran tenido inicialmente un contenido en hidrógeno similar al de las rocas terrestres, el fraccionamiento del cloro en tantos isótopos diferentes no se hubiera producido.

Por eso, Zachary Sharp y sus colegas de varias universidades estadounidenses creen que el interior de la luna es seco, como los científicos creían ya hace muchos años. Sugieren que los recientes cálculos de alto contenido de hidrógeno en algunas muestras lunares no son representativos, ya que dichas muestras son seguramente el producto de procesos ígneos no habituales en la mayoría de las rocas lunares.