Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La niña fallecida en Seseña pudo haber estado inconsciente dos o tres días antes de morir

Hay otras dos menores imputadas en el caso, además de la presunta autora del crimen, según datos del sumario revelados hoy por el padre de la víctima

Cristina Martín de la Sierra, la menor de 13 años hallada muerta en abril pasado en una antigua cantera de yeso de Seseña (Toledo), pudo haber sufrido una agonía, estando inconsciente, de dos o tres días, según datos del sumario del caso revelados hoy por el padre de la chica, Francisco Martín de la Sierra. "No se puede confirmar la fecha de la muerte, pero se puede aventurar que pudo estar inconsciente dos o tres días antes del fatal desenlace", ha señalado.

La menor habría sido empujada al pozo en el que fue hallada tras discutir con una compañera de instituto, con la que habría tenido riñas con anterioridad. En una rueda de prensa acompañado por su esposa, uno de sus hijos y por la abogada de la familia, María Ponte, el padre de la víctima ha afirmado que su hija murió desangrada como consecuencia de un profundo corte en la muñeca izquierda provocado por un arma blanca. El cadáver de la menor, según ha explicado, presentaba varios golpes en la cabeza, uno de ellos de gran intensidad, que la dejaron inconsciente.

Francisco Martín de la Sierra ha manifestado que, según los resultados de la autopsia, no se aprecian "signos de resistencia" por parte de Cristina, por lo que quedaría descartada "la hipótesis" que apareció en algunos medios de comunicación que apuntaba a que hubo "una pelea entre víctima y agresora".

Según ha dicho, el arma blanca supuestamente utilizada no se ha encontrado, ni en la casa de la presunta autora del crimen ni en el lugar de los hechos, y "no hay indicio alguno que permita asegurar que el cadáver fue trasladado".

Francisco Martín de la Sierra también ha desvelado que en el caso están imputadas, por encubrimiento, otras dos menores, además de la presunta autora del crimen, que se encuentra internada en un centro de menores.

La abogada de la familia ha indicado que van a ejercer "todas las acciones" que les permita la Ley del Menor, y ha avanzado que calificarán los hechos como un delito de asesinato para la presunta autora y como sendos delitos de encubrimiento para los dos supuestos encubridores, por los que van a pedir "las penas máximas" que contempla la Ley del Menor. En concreto, para los imputados que tengan entre 14 y 16 años solicitarán hasta cinco años de internamiento y tres años de libertad vigilada, mientras que para los que tengan entre 16 y 18 años pedirán hasta ocho años de internamiento y más de cinco de libertad vigilada.