Un informe jurídico avala vetar el 'burka' en equipamientos públicos en Lleida

El alcalde recuerda que el consistorio tiene capacidad para fijar criterios de admisión

Un informe elaborado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Lleida ha avalado vetar el acceso de personas con velos integrales como el burka y el niqab en equipamientos públicos de la ciudad, aunque no en la calle, ha informado hoy el alcalde de la ciudad, Ángel Ros.

El pleno del Consistorio debatirá este viernes una moción de CiU para prohibir las prendas a través de una ordenanza de civismo, y para plantear su regulación al Congreso y al Parlamento catalán. Según el informe, los municipios no tienen capacidad para regular la forma de vestir de las personas en la vía pública -es una cuestión de seguridad y de hábitos-, por lo que deberían regularlo otras administraciones.

Más información
Prendas tradicionales de la mujer musulmana
La Generalitat cree que prohibir el 'burka' es desproporcionado y contraproducente
Llevar el 'burka' en Francia se multará con 150 euros
El Ayuntamiento de Barcelona encarga un informe jurídico sobre la regulación del 'burka'
Lleida es ya la primera ciudad española que prohíbe el 'burka' en edificios públicos
Los representantes de las mezquitas de Lleida plantan al Ayuntamiento

Por ello, Ros aboga por prohibir el acceso de personas con velos integrales en equipamientos públicos y por realizar un trabajo pedagógico con las comunidades religiosas, a través de la Asamblea de Religiones de Lleida. La igualdad entre hombres y mujeres es "irrenunciable", ha dicho Ros, y ha remarcado que los ayuntamientos tienen "toda la capacidad para fijar criterios de admisión sobre espacios cívicos, 'casals', centros educativos, deportivos y culturales". Asimismo, ha reiterado la necesidad regular el uso del burka y el niqab desde el Parlament y el Congreso.

El ayuntamiento de Barcelona rechazó la pasada semana la propuesta del PP de prohibir el uso del burka en la calle. Todos los grupos se mostraron contrarios al uso de esta prenda, pero rechazaron la propuesta popular sin un debate previo, para el cual, el consistorio barcelonés ha encargado un informe a los servicios jurídicos sobre el alcance de sus competencias en la materia.

Un debate que llega a pesar de que el uso de este tipo de prendas entre las mujeres musulmanas españolas es más bien escaso. El presidente catalán, José Montilla, ha apostado hoy por "no crear un problema" respecto al uso del burka en Cataluña y su posible prohibición cuando "en la calle no hay muchas personas que lo utilicen". Durante una entrevista en Rac 1, Montilla ha criticado que hay quienes pretenden hacer creer a los ciudadanos que "todo el mundo va con burka o con niqab", cuando "eso no se corresponde con la realidad en Cataluña".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS