Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama abronca a las petroleras

El presidente de EE UU califica de "ridículas" las comparecencias de los ejecutivos de las petroleras responsables del catastrófico vertido en el golfo de México

Visiblemente enfadado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama ha abroncado a las compañías petroleras por el "ridículo" espectáculo que han mostrado durante las audiencias llevadas a cabo estos días en el Congreso para investigar el vertido de crudo en el golfo de México tras el hundimiento de la plataforma propiedad de BP. "Se tiene que acabar eso de señalarse unos a otros con el dedo", ha dicho Obama. "Hay responsabilidades por asumir para todos".

En una comparecencia en los jardines de la Casa Blanca tras reunirse con sus asesores -a la que llegó más de 20 minutos tarde debido a que se alargó esa reunión, así de intensa debió de ser-, Obama ha manifestado que no creía que el pueblo norteamericano estuviera contento con lo que había visto y escuchado esta semana. "Desde luego yo no lo estoy". Fuentes cercanas a la Casa Blanca aseguran que el presidente está profundamente frustrado y decepcionado con el desarrollo de los acontecimientos. Hoy lo ha hecho manifiesto.

"Se tiene que acabar esta relación tan cómoda que existe entre las petroleras y el Gobierno federal a la hora de regular las perforaciones", ha indicado el presidente para a continuación anunciar que había ordenado una profunda revisión de la Agencia que controla la concesión de permisos a las petroleras. "Ya no vale con confiar, vamos a verificar" que lo que las compañías afirman -que desarrollan sus perforaciones con seguridad- es cierto.

Muy enfadado estaba Obama. Los periodistas que asistían a la comparecencia se miraban sorprendidos ante el brote de mal humor que mostró el presidente -no casa con su carácter-. Pero lo cierto es que la sucesión de eventos merecía tanta -o más- cólera. Distintas informaciones aparecidas en la prensa norteamericana hablan de que la mancha de crudo sobre el Golfo podría ser mucho más grande de lo que reconoce la Administración. A este respecto, el presidente sólo pudo decir que debido a que no hay forma humana de llegar hasta el foco del vertido habrá que esperar para saber qué pasa.

EE UU aprueba el uso de dispersante a gran escala

El Gobierno estadounidense ha aprobado hoy aplicar a gran escala productos químicos para tratar de dispersar el crudo que sigue saliendo a borbotones del pozo submarino tras la explosión de la plataforma petrolífera de BP, ha informado la Guardia Costera. Por su parte la empresa petrolera británica ha anunciado que estaba intentado insertar una tubería para desviar el petróleo desde la boca del pozo y canalizarla hacia la superficie.

Más información