Nace en Valencia un bebé sin una complicación que destruye sus plaquetas

El proceso se ha evitado gracias a una compleja fecundación in vitro por la búsqueda de un donante compatible

La trombopenia neonatal aloinmune es un raro proceso (se da en uno de cada 1.500 nacimientos) en el que los anticuerpos de la madre atacan y destruyen a las plaquetas fetales si son de un genotipo distinto al considerarlas un cuerpo extraño. Si los fetos son compatibles, no hay ningún problema. Pero en el caso de una pareja que acudió al servicio de reproducción asistida de la clínica Quirón de Valencia, los condicionantes genéticos de los padres determinaban que sus hijos heredarían los factores de incompatibilidad con la madre.

El riesgo más grave que presentan los niños que padecen esta complicación es la hemorragia intracraneal, presente en el 30% de los casos. Estos sangrados provocan que los bebés tengan un índice de mortalidad del 10%, y un 20% de posibilidades de sufrir lesiones neurológicas irreversibles, como parálisis cerebral.

Más información
El difícil camino de la curación
En busca del embrión ideal

En el caso de esta pareja valenciana, la complicación se detectó tras el primer embarazo. Y para evitar que se reprodujeran los mismos problemas de la primera gestación, la unidad de reproducción del hospital Quirón les planteó buscar un donante de semen que fuera compatible con la madre, lo que sólo sucede en un 3% de los casos.

Esta particularidad fue la que más problemas planteó al caso. Hasta que, gracias a la colaboración del laboratorio de inmunohepatología del banco de sangre y tejidos de Barcelona y el banco de semen del centro Cefer, se localizó un esperma válido.

La pareja se sometió a un proceso de fecundación in vitro en el hospital Quirón de Valencia que culminó en embarazo. La semana pasada, cuando la madre se hallaba en la 37 semana de gestación, tuvo lugar el alumbramiento mediante parto natural y sin incidencias.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS