Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cifra de niños fallecidos en EE UU por el H1N1 sextuplica a la de la gripe estacional

El 90% de los afectados son adultos jóvenes y menores

La nueva gripe acabó con la vida de 3.900 estadounidenses entre abril y octubre pasados, de los que 540 eran niños, han informado hoy las autoridades sanitarias de Estados Unidos. En una temporada normal de gripe, la media es de 82 niños fallecidos, por lo que la tasa de mortalidad infantil se ha sextuplicado como consecuencia del virus H1N1.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE UU han dado a conocer hoy los últimos datos sobre la pandemia, que indican que el país se enfrenta a la peor temporada de gripe desde 1997, cuando comenzaron a hacerse mediciones, según sus responsables.

El H1N1 ha infectado ya a 22 millones de norteamericanos, de los que 98.000 requirieron hospitalización. De ellos, ocho millones eran niños, 36.00 de los cuales tuvieron que ser ingresados y 540 fallecieron.

"Lo que estamos viendo en 2009 no tiene precedentes", ha señalado la doctora del CDC Anne Schuchat.

Como media en EE UU, una temporada normal de gripe estacional registraba 36.000 fallecimientos y 200.000 hospitalizaciones. Además, el 90% de las muertes e ingresos correspondían a personas mayores de 65 años. Sin embargo, con el virus H1N1, el 90% de las personas infectadas y con cuadros graves son adultos jóvenes y niños.