Muere una niña británica tras recibir la vacuna contra el virus del papiloma

Las autoridades sanitarias han retirado el lote "por precaución".- Habrá que esperar a la autopsia para saber si el fallecimiento está vinculado con la vacuna

Las autoridades sanitarias locales de Coventry (Reino Unido) han iniciado una investigación urgente después de que una niña de 14 años muriese este lunes poco después de recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano. Las autoridades han retirado el lote como medida de precaución. El director local del departamento de salud pública del sistema nacional de salud (NHS) ha declarado que el fallecimiento se produjo "poco después de que la niña recibiese la vacuna en la escuela" y que "no se puede establecer un vínculo entre el fallecimiento y la vacuna hasta que se conozcan todos los hechos y se lleve a cabo la autopsia".

El colegio donde estudiaba la niña ha colgado en la web una carta a todos los padres en la que la directora de la escuela explica que la joven sufrió "una reacción rara pero extrema" después de recibir la vacuna. Según el diario The Guardian, la carta avisa a todos los padres de que si sus hijas "han recibido la vacuna" estén atentos a "cualquier señal o síntoma". Según el rotativo, otras tres niñas de la misma escuela han sufrido posibles efectos secundarios como mareos y náuseas tras recibir la inyección, que se ha suministrado dentro del programa nacional británico de vacunas contra el virus del papiloma humano, causante de la mayoría de casos de cáncer de cuello de útero.

Más información

Gran Bretaña ha incluido en su programa de inmunizaciones la vacuna Cervarix, producida por GlaxoSmithKline, en vez de la marca rival, Gardasil, preparado de Merck. En España, la vacuna contra el virus del papiloma humano está incluida en los calendarios de vacunas de todas las comunidades para niñas de edades comprendidas entre los 14 y los 16 años. Siete comunidades inmunizan a las adolescentes con Cervarix.

Lo más visto en...

Top 50