Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP promoverá el endurecimiento de la Ley del Menor en septiembre

El Gobierno replica que hay "respuestas contundentes" en la legislación actual a los delitos cometidos por menores

Las violaciones de dos niñas en los últimos días cometidas presuntamente por sendos grupos de menores ha reabierto el debate sobre la necesidad de endurecer la Ley del Menor, sobre todo cuando los autores de los delitos son menores de 14 años, exentos de responsabilidad penal. El PP presentará en septiembre una proposición no de ley para instar al Gobierno a reformar la Ley del Menor con el fin de "acotar la impunidad que estamos viendo" en asesinatos y violaciones cometidos por menores, según ha señalado hoy el diputado popular Rafael Hernando. El PP va a perseverar para "modificar el tratamiento legal que se da a los delitos cometidos por menores", ha dicho la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal. "¿Quién protege a los menores que son víctimas de delitos cometidos por menores?", se ha preguntado. El secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, considera que hay "respuestas contundentes en el ordenamiento jurídico actual para el comportamiento de menores con esta gravedad". Campo ha indicado que el Gobierno "valorará la situación como ha hecho siempre y no legislará al socaire de acontecimientos tan trágicos como éstos", y ha recordado que así se hizo en el año 2000 en el Congreso y en el Senado, "cuando con un amplio consenso por todas las partes se aprobó la Ley del Menor".

Hernando ha denunciado en rueda de prensa la "pasividad" que a su juicio demuestra el Ejecutivo ante sucesos graves protagonizados por jóvenes, y ha recordado los asesinatos de Sandra Palo y Marta del Castillo, así como los dos últimos casos de violaciones de chicas menores de edad en los que están implicados también varios menores. El diputado popular ha afirmado que la propuesta de su partido de reformar la Ley del Menor "responde a un clamor social" ante el cúmulo de delitos graves cometidos por menores, donde la víctima está en una especial situación de vulnerabilidad.

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha incidido en que la propuesta de reforma del PP se centrará en la protección de las víctimas: "para que se haga efectivo su derecho a que haya justicia y, por tanto, puedan obtener un resarcimiento por parte del sistema penal, se acote la impunidad y se prevenga la delincuencia en los menores, especialmente en los delitos que revierten mayor gravedad y que generan mayor alarma". Hernando ha recordado que el programa electoral del PP recoge la propuesta de rebajar la responsabilidad penal por debajo de los 14 años para casos de especial gravedad o multirreincidencia.

El socialista Juan Carlos Campo cree que, en el caso de que ahora se propusiera una nueva modificación de la Ley del Menor, "sería el Parlamento de la nación el que decidiera si hay lagunas en la ley actual y cómo corregirlas". "Estamos hablando de menores de 14 años y hoy hay respuestas en el ordenamiento jurídico actual para ellos", ha insistido Campo al señalar que existen "medidas socioeducativas reguladas en el artículo 3 de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor, en las que el propio fiscal pide el internamiento del menor en un centro educativo".

Un psiquiatra forense pide rebajar la edad penal como medida disuasoria

El psiquiatra forense y criminólogo José Cabrera afirmó hoy que "endurecer las penas no tiene ningún efecto disuasorio sobre los delincuentes menores de edad". Sin embargo, "rebajar la edad penal" sí tendría sentido para "poner límite a la permisividad que tiene la sociedad con los menores", aseguró en referencia a las dos niñas violadas por sendos grupos de menores de edad en Baena (Córdoba) e Isla Cristina (Sevilla).

"Los menores violentos son mucho más violentos que los adultos porque todavía no tienen conformada la personalidad. Además, no tienen miedo y se sienten inmunes ante la ley por su condición de menores. Por ello, lo primero que debe hacerse con estos delincuentes es someterles a un examen psiquiátrico para evaluar la gravedad de su delito", explicó.

"Una vez se detiene al menor, el proceso debe comenzar con la privación de libertad, no se pueden quedar en su casa porque tengan trece años; a continuación debe ser examinado por un equipo multidisciplinar con médicos, psiquiatras y psicólogos que evalúen su situación; y a partir de ese examen establecer si necesita un tratamiento clínico, psicoterapia o si el niño está perfectamente y de lo único que hay que ocuparse es de que cumpla su pena", subrayó el doctor Cabrera.

Más información