Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hotel Yanxiang no es como los demás en Pekín

El establecimiento ha sido habilitado por el Gobierno chino para aislar a los sospechosos de nueva gripe, entre ellos un grupo de españoles.- Siete están hospitalizados; uno ha dado positivo al virus H1N1

"Por favor, siga las instrucciones. Coopere con la policía". El cartel colocado junto a la barrera, el aparcamiento vacío y los dos guardias que bostezan bajo una sombrilla con la mascarilla colgándoles de las orejas dejan claro que este no es un hotel más de los muchos que hay en Pekín. Si no fuera por las dos esculturas de leones situadas a la entrada y los caracteres chinos sobre la marquesina, casi parecería un hotel de la costa mediterránea.

Pero tras sus cristales ahumados no se alojan los habituales turistas o gente en viaje de negocios en China. El hotel Yanxiang, de tres estrellas, a medio camino entre el centro de la capital y el aeropuerto, ha sido habilitado por el Gobierno para poner en cuarentena a los sospechosos de estar contagiados con la gripe AH1N1. Hay colombianos, británicos, chinos y, desde el pasado lunes, un grupo de estudiantes de ICADE (Ciencias Económicas y Empresariales y Derecho) de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid, que fueron aislados después de que Álvaro Lozano, uno de los profesores, se sintiera mal, acudiera a un hospital el fin de semana y fuera ingresado en el hospital Ditan de enfermedades infecciosas, donde dio positivo.

El grupo está formado por 23 españoles: dos monitores y 21 alumnos, de los cuales 16 están en el hotel. El miércoles pasado, cinco de los estudiantes y la profesora fueron trasladados al hospital, tras haber mostrado síntomas de la enfermedad. El intérprete chino que acompañaba al grupo también fue ingresado en un hospital por tener fiebre.

"Cada día, nos toman la temperatura a las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde con un termómetro de mercurio. La gente va con mascarilla por los pasillos, y hay guardias controlando la entrada", explica por teléfono uno de los estudiantes, que pide que no se cite su nombre. "Tenemos Internet, hay una tienda donde podemos comprar bebidas, juegos y libros en inglés. En el hotel, hay cuatro ordenadores disponibles toda la noche, más los seis o siete que traíamos nosotros. También vemos películas".

Responsables del consulado y de la embajada de España en Pekín se han negado hoy repetidas veces a dar información y han remitido al Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, alegando que se trata de "un asunto confidencial" hasta que, ante las insistentes llamadas, la embajada ha hecho pública una nota en la que asegura que el profesor que había dado positivo está siendo tratado con el fármaco Tamiflu y se encuentra bien, y los demás ingresados en el hospital no tienen fiebre y están en observación a la espera de los resultados de las pruebas. Respecto a los miembros del grupo en cuarentena en el hotel, el comunicado afirma que han dado negativo "en las pruebas de hoy". "Siguen en observación, y, de seguir dando negativo en los próximos días, podrían abandonar el hotel el próximo lunes 20".

El grupo aislado en Yanxiang pensaba salir mañana y regresar a España el domingo, pero el fin de la cuarentena ha sido retrasado hasta el lunes. Responsables de la Universidad tienen previsto llegar mañana, sábado, a Pekín para organizar la vuelta, ya que el resto del viaje de estudios ha sido cancelado.

Algunos estudiantes se quejan de que han recibido pocas explicaciones de las autoridades sanitarias chinas, pero afirman que en el hotel les tratan bien. El grupo llegó a Pekín el martes de la semana pasada. El programa incluía visitas a empresas e instituciones en Pekín y Shanghai. Tenían previsto desplazarse a Shanghai este sábado y regresar a España el día 29.