Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Ascienden a 149 las muertes sospechosas por la gripe en México

El Gobierno ordena la suspensión de las clases en todo el país hasta el 6 de mayo.- Se elevan a 40 los casos en Estados Unidos

El secretario de Salud (ministro de Sanidad) de México, José Ángel Córdova, ha informado este lunes de que el número de muertes al parecer causadas por la gripe porcina en el país se eleva a 149. No obstante, Córdova ha precisado que tales fallecimientos se debieron a neumonías, y habría que confirmar ahora que fueron por la gripe porcina. 1.995 personas han sido hospitalizadas desde que se detectó el brote, de las cuales 776 siguen ingresadas. El ministro de Educación, Alonso Lujambio, ha anunciado la suspensión de las clases a nivel nacional. Hasta el momento sólo en tres entidades estaban cerradas las aulas: el Distrito Federal, el Estado de México y San Luis Potosí. Ahora es en todo el país, o sea, en las 32 entidades.

"Estamos en el momento más álgido de la epidemia y (...) el número de casos seguirá aumentando", ha dicho Córdova, quien ha subrayado que son sólo 20 los casos mortales confirmados, dato que contrasta con la cifra oficial del Gobierno del Distrito Federal, que es de 22. Segundos después de que Córdova terminara su rueda de prensa, un fuerte temblor ha sacudido la capital mexicana, sin causar daños personales ni materiales de consideración, pero que ha sembrado el pánico entre la población, que se ha apresurado a salir a las calles.

El Gobierno del Distrito Federal ha anunciado este lunes que ayer murieron siete personas en la ciudad de México por el virus. Las siete nuevas muertes de ayer se suman a las cinco que hubo el sábado en la capital mexicana. "Será una semana crítica", ha indicado el jefe del Ejecutivo de la capital, Marcelo Ebrard, quien ha explicado que todos los fallecimientos se dieron porque la gente dejó pasar los primeros síntomas de la enfermedad y cuando llegaron al hospital era demasiado tarde: morían en un lapso de dos horas con cuadros de neumonía.

El Ejecutivo de la ciudad de México negocia con empresarios y con el Gobierno federal detener las actividades económicas en la capital. La suspensión total de actividades se determinará en función de la evolución de los casos de contagio y del número de fallecimientos, ha manifestado Ebrard.

En una entrevista la pasada madrugada a la cadena de televisión Televisa, Córdova dijo que las autoridades continúan "con la contingencia, estableciendo todas las acciones de prevención y con la distribución amplia del medicamento para que la gente tenga la garantía de que el tratamiento, a buen tiempo, en las primeras 48 horas, es muy efectivo".

Situación de "emergencia de salud pública" en EE UU

Estados Unidos es, después de México, el país más afectado, con 44 casos: 28 en Nueva York, once en California, dos en Kansas, dos en Texas y uno en Ohio. El Gobierno ha declarado la situación de "emergencia de salud pública", ha anunciado la secretaria de Estado de Seguridad Nacional, Jannet Napolitano, en una comparecencia ante los medios en la Casa Blanca. Junto a ella estaba el director interino del Centro de Control de Enfermedades, Richard Besser, quien ha asegurado que "estamos seguros de que, al buscar más casos por todo el país, los encontraremos. El comportamiento del virus es impredecible, y el número de afectados irá subiendo. Y esperamos ver casos más severos", ha indicado Besser, que ha reconocido que el brote de Estados Unidos no tiene la "severidad" del que se ha producido en México.

Preocupación en otros países

Guatemala, el Salvador y Nicaragua declararon el pasado viernes la alerta sanitaria por el brote de gripe. Panamá adoptó un días después medidas similares, reforzando la vigilancia sanitaria en aeropuertos, puertos y fronteras terrestres. También se ha intensificado la vigilancia sobre cerdos, aves y bovinos, entre otras medidas.

La OMS ha emitido un protocolo de actuación para los laboratorios clínicos con el fin de que se identifiquen cuanto antes los casos positivos del virus H1N1, causante de los actuales casos de gripe porcina en México y Estados Unidos. La organización recomienda encarecidamente que "todas las muestras de casos sospechosos sean enviadas lo antes posible a alguno de los laboratorios de referencia" de la organización mundial.

Fuera del continente americano, varios países han tomado medidas especiales para reforzar la seguridad de sus ciudadanos. Filipinas ha prohibido la importación de cerdo de Estados Unidos y México, y las autoridades sanitarias de Nueva Zelanda están tratando de confirmar si un grupo de 22 estudiantes y tres profesores, que regresaron hace poco de un viaje a México, podrían haber contraído la enfermedad. Según la directora clínica del Servicio de Sanidad Pública de la región de Auckland, Julia Peters, catorce de los 25 viajeros han presentado síntomas similares a los de la gripe, y cuatro de ellos "se encuentran peor que el resto". También en Oceanía, las autoridades australianas investigan dos posibles casos de gripe porcina en Queensland, donde dos personas que acababan de regresar de México han sido ingresadas en un hospital con síntomas parecidos a los de este tipo de gripe.

Un susto tapa a otro en México

Segundos después de que el secretario de Salud anunciara que el virus de la influenza ya se ha llevado por delante a 149 personas, la ciudad de México tembló. A las 11.46, hora local, un temblor de 5,8 con el epicentro en el Estado de Guerrero cimbreó los edificios. En un segundo, las calles se llenaron de miles de personas que, con el susto en el cuerpo pero de forma ordenada, habían abandonado rápidamente sus casas o sus lugares de trabajo. Después de la primera sorpresa, lo siguiente que afloró a los rostros fue una sonrisa y una pregunta repetida: "¿Todo tiene que pasar aquí? ¿Qué será lo próximo?". Ni media hora después, la vida siguió en México, como si tal cosa. Esta no es una ciudad para vivir con el miedo puesto.

Más información