Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La mordaza se cierne sobre Internet

Reporteros sin Fronteras presenta su balance de 2008.- La ONG advierte que la "hecatombe" continúa en México, donde 4 periodistas han sido asesinados

Sesenta periodistas han fallecido en el mundo por ejercer su trabajo. La cifra es menor a las 87 acaecidas en 2007, pero Reporteros sin Fronteras advierte que la disminución no significa un mejor clima para ejercer la libertad de expresión. La ONG ha advertido en su balance de 2008 de que una "hecatombe continúa en México", el país más peligroso en América Latina para los reporteros, donde se han asesinado a cuatro personas relacionadas con la prensa.

Por primera vez, Reporteros sin Fronteras subraya la situación de los blogueros, que se está tornando apremiante. 2008 ha sido un año particularmente agitado para los cibernautas aficionados a los weblogs. Los Juegos Olímpicos celebrados en Pekín desataron una ola de reacciones en el ciberespacio por la política china en el Tibet.

China y Siria encabezan la lista de los 37 países Enemigos de Internet. Las autoridades chinas han encarcelado a 49 ciberdisidentes desde junio de 1999. Diez internautas chinos fueron detenidos en 2008 por su activismo en la web, tres de ellos fueron condenados, mientras que 93 sitios han sido censurados. El Gobierno de Damasco ha encarcelado a otros dos blogueros este año y ha censurado 162 sitios de Internet. Cuba es el único país americano que reprueba en materia de libertad de expresión en la Red.

"Por primera vez... mataron a un hombre cuando efectuaba un trabajo de 'periodista ciudadano'", señala el documento de RSF. El empresario chino Wei Wenhua, de 41 años, murió por una paliza propinada por unos oficiales municipales después de grabar con su móvil una trifulca en la ciudad de Tianmen.

59 blogueros han sido detenidos en todo el mundo. Los sitios preferidos por los censores oficiales son Youtube y Dailymotion, dos páginas de vídeos, usualmente citados como "ofensivos" por algunos de sus contenidos. Las redes sociales también son objetivo de los gobiernos menos tolerantes. Twitter ha sido censurado en Siria, mientras que Facebook ha sido bloqueado o filtrado en Túnez, Turquía, los Emiratos Árabes y Siria.

La "hecatombe" mexicana

Cuatro periodistas han muerto en México por su trabajo periodístico. Felicitas Martínez, y Teresa Bautista, de la estación de radio oaxaqueña La Voz que Rompe el Silencio; Armando Rodríguez, de El Diario de Ciudad Juárez y Miguel Ángel Villa, de Noticias de Michoacán han sido víctimas de la violencia que asuela el país. En Bolivia, Carlos Quispe, de Radio Municipal Pucarani, también ha fallecido mientras trabajaba.

Martínez, de 20 años, y Bautista, de 24, eran las encargadas de la gestión y locución de La Voz que Rompe el Silencio, una de las muchas radios comunitarias que se encuentran en el estado de Oaxaca, al suroeste mexicano. Ambas fueron sorprendidas en una emboscada el 20 de enero cuando regresaban de hacer un reportaje. Fueron amenazadas y finalmente fulminadas bajo una ráfaga de AK-47, el arma favorita del crimen organizado mexicano.

La vida de Armando Ramírez finalizó minutos después de las ocho de la mañana del 13 de noviembre, cuando iba a llevar a su hija, de ocho años, a la escuela. Rodríguez, especializado en asuntos criminales de Ciudad Juárez (Chihuahua), fue abordado por un sujeto que le disparó a bocajarro. Fuentes del diario han explicado a RSF que el reportero había recibido mensajes amenazadores en su teléfono móvil, pero había rechazado llevar protección especial.

Finalmente, Miguel Ángel Villa, el director del diario Noticias de Michoacán amaneció sin vida en una cuneta de Lázaro Cárdenas, en el sudoeste del Estado. Su cuerpo contaba con cos disparos en el vientre y uno en la cabeza. Villa había sido secuestrado y por 12 horas no se tuvo noticias de su paradero. En 2008 se han secuestrado en México a cinco periodistas.

Freno al optimismo

Benoit Hervieu, el responsable de RSF para América, ha señalado que la reducción del 22% en los asesinatos y el 24% en agresiones de periodistas con respecto a 2007 "no significa que la situación sea mejor". Desde París, el relator de la ONG indica que se han "reducido los criterios" que califican las amenazas a los periodistas.

"No contabilizamos pequeñas amenazas", ha explicado. El ajuste se ha traducido en una reducción de las cifras ya que varias de las intimidaciones antes contabilizadas han dejado de recogerse. RSF también ha dejado claro que las investigaciones sobre los casos tratan de observar muertes o agresiones "que den un panorama de casos realmente relacionados con el trabajo periodístico".

Hervieu pone un ejemplo para ilustrar el último caso. El pasado 23 de septiembre de 2008, un locutor radiofónico fue asesinado en el estado de Tabasco, en el sureste mexicano. Ese asesinato no entra en el balance de los asesinatos a profesionales de los medios en 2008. "El cronista radiofónico", explica Hervieu, "falleció porque era un militante anti narco" y no directamente por su trabajo periodístico.

Más información