Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gates y Bloomberg trasladan la cruzada contra el tabaco a los países en desarrollo

Los dos filántropos aportarán más de 300 millones de euros para frenar un hábito que mata más que el sida, la malaria y la tuberculosis juntas

Bill Gates, fundador de Microsoft, y Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York, han presentado este miércoles una campaña conjunta contra el tabaquismo que aportará 500 millones de dólares (318 millones de euros) a la lucha contra un hábito que mata cada año en el mundo a más de cinco millones de personas, una tasa de mortalidad superior a la causada por el sida, la tuberculosis y la malaria juntas. Se calcula que hay mil millones de fumadores en el mundo.

El dinero de los dos filántropos irá destinado, principalmente, a los países en desarrollo, como China e India, donde el tabaquismo va en aumento entre la población. Se financiarán proyectos encaminados a ayudar a la gente a dejar de fumar, prohibir los anuncios de tabaco, proteger a los no fumadores de la exposición al humo y aumentar los impuestos que lo gravan. La inversión se realizará en un plazo de cuatro años.

"Las enfermedades causadas por el tabaco se han convertido en uno de los mayores retos en materia de salud pública de los países en desarrollo", ha asegurado el fundador de Microsoft al anunciar desde Nueva York la donación realizada a través de la fundación que preside junto a su mujer Melinda Gates.

"Estoy encantado de que Bill y Melinda Gates apoyen uno de los esfuerzos más importantes en materia de salud pública de nuestros días", ha reconocido Bloomberg, ex fumador, quien ha añadido que las donaciones "ayudarán a los gobiernos a enfrentarse a al epidemia del tabaco".

El ejemplo de Nueva York

La Fundación Bill y Melinda Gates ha puesto como modelo a Nueva York, que en 2002 se declaró ciudad sin tabaco. Su ejemplo fue secundado después por hasta 24 estados estadounidenses que actualmente prohíben por completo el tabaco en bares y restaurantes. Uruguay, Reino Unido, Francia, Nueva Zelanda, Italia e Irlanda son también países "libres de humo", recuerda la fundación.

"Bill y yo queremos poner de manifiesto la inmensidad de este problema y catalizar la movilización mundial de gobiernos y sociedad civil para detener la epidemia del tabaco", ha asegurado Bloomberg en un comunicado.