Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prealerta en la central nuclear de Cofrentes por la apertura de una válvula

La planta disminuye la potencia del reactor para evitar un escape.- Es el tercer incidente en la planta valenciana en las últimas semanas

La central nuclear de la localidad valenciana de Cofrentes declaró anoche la prealerta de emergencia durante cerca de una hora y media debido a la apertura de una válvula de alivio del circuito primario. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha informado de que no se ha producido ningún impacto sobre los trabajadores ni el medio ambiente. Este es el tercer suceso que se produce en la central en las últimas semanas, tras la variación de potencia que afectó a las instalaciones el pasado 1 de julio, y la parada no programada del reactor el 26 de junio por la alta presión del mismo.

La organización ecologista Greenpeace ha señalado en un comunicado que la alerta declarada anoche es "una réplica exacta" de la que se produjo en la misma central el pasado siete de abril, y del que el CSN "no proporcionó" ninguna información adicional. Los ecologistas aseguran que la reiteración de fallos técnicos y la acumulación de sucesos en los últimos meses "demuestran el agotamiento de la vida útil" de la central de Cofrentes.

Los responsables de la central comunicaron al CSN que a las 21.27 horas de ayer se produjo esta circunstancia, que supuso la declaración de "prealerta de emergencia". La central disminuyó la potencia del reactor y consiguió el cierre de la válvula, por lo que a las 22.50 horas se declaró el fin de la prealerta. Todos los sistemas de seguridad de la instalación actuaron según lo previsto y el titular de la central está investigando las causas del incidente.

"Salpicaduras radiactivas"

Las incidencias se suceden últimamante en la central de Cofrentes. El lavado de un camión de limpieza produjo la semana pasada "algunas salpicaduras" de partículas radiactivas en el exterior de la planta, según confirmo la empresa al CSN. La central limpió el área afectada, y efectuó controles radiológicos a los trabajadores sin que se encontrara "nada reseñable", según los responsables de la planta de Cofrentes, propiedad de Iberdrola.