Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rolls Royce de Jesús Gil recibe tres ofertas de compra

El coche de lujo del ex alcalde de Marbella está tasado en 34.650 euros y pujarán por él una empresa y dos particulares

Dos particulares y una empresa de construcción han sido los únicos en pujar por el vehículo símbolo del gilismo en Marbella. Todos coinciden en que se trata de "un capricho" y que lo quieren para prestarlo a sus amigos en una boda o acontecimientos especiales. Los compradores son un médico de Almería, un empresario de Badajoz y el dueño de una construtora mediana de Castellón.

Todos tienen que acudir el próximo 18 de febrero al Ayuntamiento de Marbella para la puja del ostentoso vehículo del fallecido ex alcalde Marbella. Aunque ya han hecho una oferta en sobre cerrado, podrán hacer contraofertas ese día. El precio de salida es de 34.650 euros, que coincide con la tasación.

El Ayuntamiento: "Queremos deshacernos del vehículo"

El portavoz del equipo de Gobierno Félix Romero, del PP, ha agradecido que nadie de Marbella haya pujado, porque no les guastaría verlo por los alrededores de la ciudad. "Queremos deshacernos del vehículo", ha insistido. De hecho esta es la tercera vez que sale a subasta. La primera fue durante el periodo que llevó el Ayuntamiento de Marbella una gestora, y quedó desierta. En la segunda ocasión, ya con el gobierno de Ángeles Muñoz, fue el Ayuntamiento marbellí quien lo ofreció a varios coleccionistas, pero nadie aceptó llevarselo a casa. El dinero que se recaude se utilizará para proyectos de Bienestar Social.

Romero, responsable de Régimen Interior del Consistorio marbellí, ha recordado que el Rolls Royce estuvo "perdido" dos años hasta que "apareció milagroamente" en las dependencias de la Policía Local al día siguiente de la intervención del Consistorio por el caso Malaya.

Matriculado en 1992

El Rolls Royce Silver Spur que poseyó Gil está matriculado en 1992, tiene ocho cilindros y 6.749 centímetros cúbicos con 173 caballos de potencia, está equipado con catalizador. Este vehículo de lujo se empleó en grandes actos de inauguración, así como en bodas civiles oficiadas por Gil en 1995, en las que, para que nada faltara, también hubo limusinas, coches de caballos y coros rocieros.