La vacuna experimental contra la malaria protege a los menores de un año

Se adelanta así la edad de inmunización contra una enfermedad ante la que son más vulnerables los bebés

El prototipo de vacuna contra la malaria que investiga en Mozambique el español Pedro Alonso funciona también en niños de menos de un año. Los resultados del estudio, que dirige Alonso, son publicados hoy por la revista The Lancet y confirman las buenas expectativas creadas por la vacuna.

Hasta el momento se habían obtenido resultados positivos en menores de 1 a 4 años. Los logrados ahora son importantes porque permiten adelantar la edad de inmunización (los recién nacidos son más vulnerables a esta enfermedad, que cada año mata a un millón de personas en países tropicales, la mayoría menores de 5 años). Y porque había dudas sobre la eficacia de la vacuna.

Más información
Ciclo de vida de la malaria
Fondos destinados a la lucha contra la malaria
Esperanzas para el fin de la malaria

La vacuna se ha probado en un grupo de 220 niños de 2, 3 y 4 meses, y se ha conseguido, tras un seguimiento de tres meses, una protección del 65% (una tasa similar a la lograda entre los más mayores).

De momento el ensayo está en la llamada fase II: se ha probado su seguridad y eficacia en un grupo reducido de niños. La fase III propiamente dicha (ensayo con muchos menores) comenzará en la segunda mitad de 2008.

La vacuna está siendo desarrollada por GSK y los experimentos, dirigidos por Alonso y financiados por la Agencia Española de Cooperacion Internacional (AECI), el Gobierno de Mozambique y varias ONG han tenido lugar en Manhiça.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS