Reportaje:

Fiesta polémica en Tordesillas

Un lancero sacrifica al Toro de la Vega en la localidad vallisoletana ante 35.000 personas en un ritual de origen medieval

Un lancero ha consumado hoy el sacrificio del Toro de la Vega de Tordesillas. Al menos en tres ocasiones, incluida la lanzada que ha acabado con la vida del animal, ha necesitado el vencedor del polémico festejo. Las primeras desde una montura y la última asestada a pie con una lanza castellana.

La polémica ha rodeado la celebración de esta fiesta de origen medieval. Grupos defensores de los animales se han manifestado en los últimos días para tratar de impedirla. Pero el ritual se ha llevado a cabo tal y como estaba previsto y los participantes en el festejo han acosado y pinchado al animal hasta su muerte.

Más información

Unas 35.000 personas han presenciado el acto desde que el astado, de casi seiscientos kilos, ha sido soltado a las once de la mañana desde un camión aparcado junto a la Plaza Mayor de la Villa. Varias personas montadas a caballo han dirigido al toro por el campo hasta una zona en la que los vecinos le han atacado con lanzas.

Con el rabo del animal prendido en su lanza, como símbolo de victoria, el vencedor del torneo ha regresado a Tordesillas escoltado por decenas de caballistas al son de la dulzaina y el tamboril, por el mismo camino que minutos antes había seguido el Toro de la Vega.

Lo más visto en...

Top 50