Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

?No hay carnaval sin ruido?

Los lectores de ELPAIS.com opinan sobre la decisión judicial de suspender los desfiles y bailes nocturnos del carnaval de Tenerife

Los lectores de ELPAIS.com han querido opinar sobre la decisión de un magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de suspender cautelarmente los actos del Carnaval en la calle, en respuesta a la demanda de siete comunidades de vecinos y nueve particulares que se quejan del ruido. Los comentarios han llegado desde diferentes lugares de España.

"No hay carnaval sin ruido"

No hay carnaval silencioso, baile sin música ni fiesta con cientos de miles de personas en la calle que no cause molestias a los vecinos. El derecho al descanso es sagrado, pero no tanto como para condenar a muerte una fiesta que es seña de identidad de un pueblo (...) el Carnaval debe seguir en la calle, con más controles de ruido, pero en las calles donde se ha bailado y disfrutado siempre. (...)La solución? Que el Ayuntamiento de Santa Cruz le compre a los vecinos del centro tapones para los oídos y que colabore en la insonorización de las viviendas más afectadas. No iba a salir este año, pero si un juez suspende el carnaval, agarro mi bocina, mi careta y mi disfraz y me planto en el centro de Santa Cruz a reivindicar el Carnaval como un derecho fundamental.

Raúl Sánchez

“Las libertades son una cosa y el libertinaje otra”

(...) Tiene su lamentable carga negativa. La ciudad que durante todo el año se afanan en mantener impoluta el propio ayuntamiento (...) se vuelve algo ruidoso, apestoso e insalubre en muchos rincones de la misma. (...)Es lamentable y triste, porque las gentes de Tenerife viven su Carnaval como pocas, pero parece que nadie les ha dicho, ni las propias gentes se han parado a pensar, que esas autoridades están para algo más que construir obras monumentales de presupuestos megalómanos, que las libertades son una cosa y el libertinaje otra, que el otro (el que no disfruta con la música a todo meter, las borracheras y las amanecidas) también existe.

José Alfonso Vargas

“Nadie debería ser obligado a sufrirlo”

Vivo en Santa Cruz de Tenerife y quiero comentar que el ruido es probablemente el menor de los problemas a los que se enfrentan estos ciudadanos que han denunciado al ayuntamiento.(...) Exceso de alcohol, gente orinando y vomitando en todos sitios, sexo casi en plena calle, drogas, peleas. Todo esto es el lado oscuro de cualquier fiesta grande en España, y los Carnavales de Santa Cruz no son una excepción. Para aquellos vecinos de la zona (...) entrar o salir de sus propias casas puede convertirse en una auténtica pesadilla, e incluso en una situación peligrosa o desagradable a determinadas horas. Contra esto es lo que luchan. No es que les apoye, es que les entiendo. Los Carnavales son una fiesta hermosa que vive todo el pueblo, y la mayoría de una forma muy sana y divertida, pero por supuesto tiene su parte negativa. Nadie debería ser obligado a sufrirlo, por mucho que sea una tradición de 200 años, o de 2.000.

Julio

“Carnaval sí; ¿ruidos?, para el que los produce”

Que cada uno disfrute a su aire las fiestas y carnavales "como quiera"; eso sí RESPETANDO EL DESCANSO DE LOS DEMÁS QUE TAMBIEN SOMOS HIJOS DE DIOS. La noche se ha hecho para dormir, descansar del día de trabajo y prepararse físicamente para la siguiente jornada laboral. Curiosamente los que mas vocean, mas exigen su derecho a divertirse; son "casi todos? gente que al día siguiente de la resaca nocturna; no tiene que dar ni golpe.(...)Lo mas curioso digo; es que a individuos de estos que les gusta el alterne en horarios nocturnos" jodiendo a los demás; al llegar a su casa a primeras horas del día siguiente y colocao de toa la noche .se acuesta en su casa y le dice a su mamá, QUE NO ME MOLESTE NADIE HASTA EL MEDIO DIA PARA COMER. Bien por la decisión judicial de Tenerife; Todo aquel que quiera divertirse que lo haga, sin molestar a los demás. (...)Nunca he visto ninguna discoteca junto a la casa de ningún alcalde o concejal; ¿porque junto a mi casa sí?.

Federico Balbuena Benito

“Estamos en una nueva inquisición”

Hay ruidos que deben combatirse, pero ni tanto ni tan poco, lo de Tenerife es de juerga, desde cuándo un juez tiene competencias en lo que debe ser acción del gobierno de Tenerife, ahora estamos en una nueva inquisición, primero el clero ahora la judicatura, hasta cuándo? este desbarajuste.

Benito Villaverde

“El derecho a descansar por encima del de divertirse”

Creo que el derecho de unos vecinos a descansar y a disfrutar de su domicilio está por encima del de otros a divertirse, pero también creo que problemas como éste se pueden solucionar dialogando y tratando de llegar a un acuerdo con los afectados. Estoy seguro que decisiones como las del juez de Santa Cruz contribuyen a forzar acuerdos de esta clase.

Agustín Bocos

“Que se haga en un lugar que no moleste”

Estoy a favor de que si la fiesta molesta se prohíba. ¿No se anuncia y bien que se anuncia que somos Europa? ¿Qué Europa?, En cualquier ciudad europea que se precie y no presuma tanto de serlo se respeta al ciudadano y en horas nocturnas donde se debía descansar, el silencio reina y brilla por su presencia. No estoy en contra de que se celebre el Carnaval, ni mucho menos, pero que se haga en algún lugar donde no moleste. Tomen como ejemplo al Carnaval de Las Palmas, el cual se celebra entre la plaza de Santa Catalina y los muelles, sitios donde no se molestan al ciudadano.

Francisco José Martínez Bolaños

“España es un país ridículo”

España es un país ridículo ... las ordenanzas municipales, así como muchas leyes sólo tienen un valor simbólico. Es evidente que se legisla con la vista puesta en la excepción como norma general. Naturalmente los políticos eligen siempre el lado más populachero o, dicho con ese lenguaje que resalta la idiosincrasia nacional, el lado de la tradición, aunque en España para que algo se considere como tal, basta con que cuatro o cinco chiflados - a ser posible, desaprensivos y ruidosos. Antes los mozos de reclutamiento - se junten para hacer alguna barbaridad: tirar petardos - cada año más potentes y molestos - , celebrar a grito pelao no sé que Virgen del Santisimo(...) El ruido, es la tradición española por excelencia. Y aun en este problema se dejan ver las dos Españas, aquella que desea dormir y descansar en su casa sin tener que aguantar la mierda de las tradiciones, y aquella otra, orgullosa y arrogante, sin respeto alguno por los demás - pero ay de aquel que ose tocar sus "tradiciones" que, generalmente, es la que alcaldes y concejales favorecen. Las instituciones públicas - los jueces, los únicos que dan muestra de ello - debieran considerar el descanso un bien público, del que todos deberían poder gozar (...).

Fernando Muñoz Hernández