La ESA lanzará hoy el telescopio COROT para la detección de planetas extrasolares

España colabora con cinco centros científicos y otros tantos "coinvestigadores" en la misión Corot

La Agencia Europea del Espacio (ESA) y la agencia espacial francesa CNES lanzarán hoy el telescopio espacial 'COROT' a las 15:23 hora peninsular, desde Baikonur (Kazajstán). Este telescopio, de 30 centímetros, se destinará a la detección de planetas extrasolares y al estudio del interior de las estrellas con el método de la Astrosismología. España colabora con cinco centros científicos y otros tantos "coinvestigadores" en la misión Corot .

El científico coordinador de la participación española, Rafael Garrido, del Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada, ha explicado que la misión Corot es en un 80% francesa y que el resto de participantes son, además de España, la Agencia Espacial Europea (ESA), Alemania, Austria, Bélgica y Brasil. En opinión de Garrido, la colaboración española "es considerable" y está "al mismo nivel" que la de la ESA, "tanto en sentido económico como de personal científico".

España aporta cinco científicos "coinvestigadores", sobre los que recae toda la responsabilidad del trabajo, y además están implicados otros "15 ó 20" investigadores. En la misión participan también "los institutos de astrofísica más importantes" de España, es decir, el de Canarias, el de Granada, la Universidad de Valencia, el Laboratorio de Astrofísica y Física Fundamental de Madrid y la Universidad de Barcelona. En cuanto a la participación industrial, se ha centrado en la construcción del centro de control de la misión, que está en Francia.

200 planetas exoplanetas

Los dos objetivos científicos que tiene la misión Corot, es decir, la búsqueda de exoplanetas (planetas extrasolares), de los que desde 1995 se han censado 200, y la exploración del interior de las estrellas, se basan en la medición de las variaciones de luminosidad (tránsitos). "Podemos ver si pasan por delante de las estrellas objetos de pequeño tamaño como puede ser planetas del tamaño de la Tierra o mayores y medir las oscilaciones propias de los astros, que darán más información sobre su estructura interna", detalló.

Corot es el acrónimo de "Convección, Rotación y Tránsitos planetarios" ya que el satélite es capaz de explorar el interior estelar estudiando las ondas acústicas que atraviesan la superficie de las estrellas, una técnica llamada astrosismología. El Corot lleva dos cámaras, una para hacer observaciones de gran precisión para astrosismología, y otra, para detectar planetas que pasen delante de sus estrellas. Se trata de un minisatélite, con un telescopio de apenas 30 centímetros, porque el objetivo es tener un gran campo de visión y medir al mismo tiempo gran número de estrellas, alrededor de 120.000. Gira alrededor de la Tierra y apunta a una región del cielo durante seis meses seguidos, luego tiene que cambiar para que no le dé el Sol, es decir, "no va a ningún sitio, sino que da vueltas alrededor del planeta de forma inercial".

Gracias a esta misión se adquirirán datos de otros sistemas planetarios "porque ahora -dijo Garrido- sólo existe el ejemplo del nuestro, y así es difícil contrastar teorías sobre su formación", lo mismo que ocurre con el Sol. Este proyecto es pionero en el mundo aunque ya está previsto que en 2008 siga con esos mismos trabajos el programa norteamericano, el Kepler.

El lanzamiento del Corot estaba programado para el 21 de diciembre pero una fuga detectada en una membrana de un depósito en el cohete ruso Soyuz que transporta el satélite motivó el aplazamiento del despegue hasta hoy.

Lo más visto en...

Top 50