Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa lanza su primer satélite de órbita polar

El 'MetOp-A' es el primer aparato de la nueva generación de satélites meteorológicos europeos

Darmstadt (Alemania)
El  MetOp-A  parte al espacio a bordo del cohete  Soyuz-2  desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).
El MetOp-A parte al espacio a bordo del cohete Soyuz-2 desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán). AP

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha lanzado esta tarde con éxito el primer satélite europeo de órbita polar, el MetOp-A, tras cinco intentos fallidos y varios aplazamientos desde mediados de julio. Según informa la ESA desde su centro de control de operaciones en Darmstadt, al oeste de Alemania, el lanzamiento se ha producido a las 18.28 hora de Madrid sobre un cohete Soyuz/ST desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

Estos nuevos satélites son creados conjuntamente por la ESA y por la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (Eumetsat), si bien ésta última se encarga de su gestión y mantenimiento una vez que llegan a su órbita de trabajo.

El pasado martes, la ESA interrumpió el lanzamiento del MetOp-A, que ha sido fabricado por el consorcio EADS Astrium y tiene una vida útil de cinco años, debido a algunos fallos en el cohete Soyuz-2 y también el miércoles, por las condiciones meteorológicas desfavorables.

A 837 kilómetros sobre nuestras cabezas

En julio, la ESA ya había pospuesto en cuatro ocasiones el lanzamiento del MetOp-A por irregularidades con el cohete lanzador y lo había aplazado hasta octubre.

Los problemas con el cohete han sido los causantes de los sucesivos retrasos en el lanzamiento del satélite. El lanzador Soyuz-2 es una versión modernizada de los cohetes Soyuz y su última etapa la compone el bloque de aceleración Fregat, que llevará el satélite desde la órbita de apoyo a la operativa, la polar.

El MetOp-A es el primer aparato de la nueva generación de satélites meteorológicos europeos, que darán vueltas a la Tierra desde una órbita polar a una distancia de 837 kilómetros.