Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite la responsable de adopción de la Generalitat tras la crisis del Congo

El relevo de Rosa María Bertrán responde, según la Consejería, a una falta de comunicación hacia sus superiores, que ha generado en la pérdida de confianza necesaria

La directora del Instituto Catalán de Acogida y Adopción (ICAA) de la Generalitat, Rosa María Bertrán, ha presentado su dimisión esta mañana a la consellera de Bienestar y Familia, Carme Figueras, tras la crisis abierta en el sistema catalán de adopciones internacionales a raíz de los problemas surgidos en el Congo.

La dimisión de Bertrán obedece a la pérdida de "confianza necesaria para desarrollar su tarea", según un comunicado emitido por este departamento. No obstante, la nota no menciona explícitamente los recientes problemas para la adopción en el país africano.

Los graves problemas a los que se enfrentaron un grupo de familias que había realizado el proceso de adopción en Cataluña a la hora de volver con sus hijos desde este país derivó en un enfrentamiento por las presuntas responsabilidades entre el ministerio de Exteriores y la asociación que efectuó los trámites, la ADIC (Asociación para la Adopción en el Congo), acreditada por el ICAA.

Según el ministerio de Asuntos Exteriores, la presencia de las familias en la República del Congo para adoptar niños fue un "acto irresponsable" por parte de la ADIC y ha recordado que había desaconsejado "por completo" estos procesos, lo que esta asociación ha negado.

El departamento de Bienestar y Familia se defiende de estas acusaciones y asegura en el comunicado que "el relevo de Rosa María Bertrán al frente del ICAA responde a una falta de comunicación hacia sus superiores, que ha generado en la pérdida de confianza necesaria para desarrollar su tarea". Figueras ha anunciado que el próximo martes propondrá al Consell Executiu de la Generalitat el nombramiento de Gloria Langreo Oropesa como sustituta de Bertran, decisión con la que contribuirá, según la nota, a "reforzar" las políticas del Gobierno catalán en materia de adopción internacional, "y se ofrece a las familias procesos de adopción más eficaces, rápidos y seguros".

La nueva directora, que ha trabajado en los ayuntamientos de Castelldefels y Molins de Rei, en Barcelona, y actualmente es responsable de las relaciones de la consellería con el Parlament y el Síndic de Greuges, deberá además efectuar el seguimiento y control de las entidades colaboradoras de adopción internacional.

Después de que las familias que adoptaron en el Congo acusaran a la embajada de obstruir el proceso, Exteriores aseguró que los expedientes de adopción presentados estaban "incompletos" y "adolecían de graves irregularidades y deficiencias", en aspectos "sustanciales" como las identidades de los niños o la identificación de los padres adoptivos.

El Instituto Catalán de Acogida y Adopción procedió el 1 de agosto a suspender temporalmente la acreditación de la ADIC. El ministerio ha advertido de que los problemas en los procesos de adopción han sido subsanados "sólo en parte" y que los expedientes tendrán que completarse en España ya que, salvo una, las adopciones "no están aún constituidas en derecho español".