Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La elección de una mujer al frente de la rama de EE UU amenaza con dividir a la iglesia anglicana

La Iglesia Episcopaliana ya causó un terremoto en esa comunidad al ordenar obispo a un homosexual

La Iglesia Episcopaliana (la rama anglicana de Estados Unidos) ha puesto en lo más alto de su estructura de mando a una mujer, la hasta ahora obispo Katharine Jefferts, que se convierte así en la primera en dirigir una rama de la comunidad anglicana en todo el mundo. Algunas voces dentro de esa iglesia hablan ya de la posibilidad de que se produzca un cisma entre los sectores más conservadores y los liberales.

Jefferts, de 52 años, era la única mujer y el candidato más joven para ocupar el puesto. La Iglesia Episcopaliana comenzó a ordenar mujeres en 1976, según informa el diario estadounidense The New York Times.

La episcopaliana es la tercera iglesia en importancia en Estados Unidos, con 77 millones de fieles. En su anterior convención general, hace tres años, eligió como obispo a un homosexual, una decisión polémica dentro del seno de la comunidad anglicana dentro y fuera del país.

Eso provocó que varias congregaciones norteamericanas abandonaran la iglesia, y hubo incluso primados en otros países que amenazaron con provocar una escisión. Ahora esta tensión se puede agudizar, puesto que hay varios sectores de la iglesia dentro de Estados Unidos que rechazan el ordenamiento de mujeres.

Jefferts, cuya profesión era la oceanografía, fue ordenada hace tan solo 12 años. Al ser elegida cabeza de la iglesia, señaló: "La alienación es a menudo consecuencia de no conocer al otro".

Ayer, en una entrevista concedida al diario británico The Daily Telegraph, el obispo de Rochester, Michael Nazir-Ali, dio por hecho que se produciría un cisma en el seno de la comunidad anglicana por las tensiones entre liberales y conservadores. Queda por ver cuál será la reacción del arzobispo de Canterbury, el líder de los anglicanos en Reino Unido.