Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Espacial Europea logra lanzar con éxito su cohete de carga más potente

El aparato despega cinco minutos antes de que expirase el plazo técnico para llevar a cabo su misión

El cohete europeo Ariane 5 ECA, capaz de elevar al espacio hasta diez toneladas de carga, ha despegado hoy del centro de Kuru, en la Guayana francesa, tras varios intentos infructuosos. De "bastante graves" había tachado el presidente de EADS Space, Francois Auque, las consecuencias de un nuevo fracaso, y cerca ha estado el consorcio Arianespace de tener que encajarlo.

El cohete tenía una ventana de oportunidad de algo menos de hora y media, de 20.49 a 22.10 —hora peninsular española—; fuera de ese paréntesis su misión habría sido baldía. En principio debía haber despegado en los primeros minutos del plazo, pero por problemas no desvelados lo ha hecho cinco minutos antes de que expirase.

En sus bodegas llevaba un satélite militar hispano-estadounidense de comunicaciones XTAR-EUR, fabricado por Space Systems/Loral e Hisdesat; la estructura MAQAT-B2, de la Agencia Espacial Europea, destinada a medir el entorno interior de la lanzadera durante el vuelo; y el satélite SLOSHSAT, cuya misión es experimentar la dinámica de los fluidos en micro-gravedad.

El lanzamiento tenía que haberse producido ayer, pero se aplazó para poder hacer un recambio de última hora en el equipo de tierra. Así, la presión hoy era aún mayor, hasta el punto de que los expertos consideran que la ESA se jugaba el prestigio y futuro del programa Ariane. El vuelo inaugural del Ariane 5, en diciembre de 2000, fue un fracaso por un problema de concepción, y el aparato tuvo que ser destruido en el aire; pero la ESA logró salvar los muebles con una versión de menor potencia, capaz de lanzar al espacio 6,1 toneladas de peso. Pero los satélites son cada vez más pesados, y sólo el nuevo cohete aseguraba el futuro comercial del programa.